Diez libros para economistas del mañana

No suelo leer artículos de opinión. Particularmente, evito leer artículos que ofrecen prescripciones sin un análisis justificado. En este artículo, mi única justificación para proponer una lista de libros es que existe demanda por lectura y que, cuando me piden consejos sobre qué deberían leer los economistas del mañana, no es fácil encontrar una recomendación que contenga en variedad y en profundidad aquellos temas que los profesionales relacionados a temas de negocios, finanzas, economía y afines considerarían relevantes, formativos, útiles, entretenidos. Lógicamente, la Biblia, el Quijote, los dramas de Shakespeare y tantos libros de gran calidad podrían citarse pero son de interés más general. Y los libros de economía de autores como Adam Smith o Paul Samuelson son clásicos de la carrera, por lo cual no constituyen recomendaciones. Me ciño aquí a los libros que, en mi opinión (ver arriba) pueden ser más enfocados a profesionales que tienen que combinar números y letras, proveer análisis y síntesis, y gozar de una visión amplia de la vida, del ser humano y del mundo. Al lado de cada título y autor incluyo una breve reseña. En mi propia evaluación profesional (y esto ya no es una opinión), considero que estos libros me han hecho bien.

 

* * *

 

 

El otro sendero, por Hernando de Soto. La informalidad empresarial en el Perú fue un tema de moda en los años ochenta. ¿Acaso COVID-19 no ha puesto sobre el tapete nuevamente esta dimensión amplia y profunda de la economía peruana? Este libro, un clásico moderno, tiene fans y detractores. Leerlo inspira al economista del mañana porque ayuda a apreciar una conjetura—verdadera o falsa pero al menos insistentemente formulada—sobre el desarrollo empresarial de nuestro país. Y leer este libro es entretenido, aunque algo dramático.

 

The ultimate resource 2, por Julian Simon. Ante las alertas ambientalistas sobre el mundo y su pronta debacle, un economista académico norteamericano utiliza información estadística sobre la cantidad y los precios de una amplia gama de recursos para preguntar: ¿acaso es justificado preocuparse tanto? Su argumento: la persona humana es el recurso definitivo y su creatividad supera las barreras materiales. Nuevamente, la conjetura está sólidamente planteada y resalta en todo el tratamiento del libro. Iluminador en contenido, método y estilo de escritura.

 

Amor y responsabilidad, por Karol Wojtyla. No es un libro religioso, aunque el autor luego sería conocido como Juan Pablo II, hoy santo canonizado. Este tratado expone metódicamente el valor antropológico del cuerpo humano en la persona y sus relaciones de afectividad. La mutua donación entre hombre y mujer, mujer y hombre, es un tema central para quienes desean entender la mejora material de la sociedad empezando por el bienestar personal y familiar. Además, la lógica del libro es contundente.

 

The gift, por Lewis Hyde. Un tratado moderno sobre la creatividad y el don interpersonal de ideas, contenidos y recursos que se da tanto en las sociedades primitivas como en el mundo occidental de hoy. Aunque su base es la antropología y las artes (y toca a veces la vida personal de algunos artistas en aspectos que no conviene imitar), el libro aborda temas económicos clave como la ganancia, la usura, las tasas de interés y el crecimiento patrimonial. Escrito con maestría, el libro propugna la necesidad de mantener gratuitos los dones que libremente circulan en el mundo, intentando incluso incrementarlos. Relevante hoy.

 

Witness, por Whittaker Chambers. La infiltración del comunismo en occidente hacia mitad del siglo XX causó conmoción cuando se fueron revelando detalles sobre su operación, sus objetivos y los cuadros que reclutaba. Este libro detalla un caso de estudio, relatado por un protagonista que habiendo sido comunista dio un vuelco radical luego, convirtiéndose en testigo en contra de otro supuesto comunista que gozaba de la confianza de altas personalidades en EE.UU. El caso legal fue controvertido y dio visibilidad a un joven diputado llamado Richard Nixon. El libro demuestra que la ideología domina las acciones humanas de manera más profunda que la mera búsqueda del prestigio o la riqueza personal. Escrito con la pluma de un hombre de letras inmerso en la actualidad del mundo que vivió, es profundo y ágil a la vez.

 

George F. Kennan, an American life, por John Lewis Gaddis. El estratega norteamericano más importante de la guerra fría (siglo XX) no fue matemático ni experto en teoría de juegos. Esta biografía monumental detalla aspectos de su vida, educación, estilo profesional y agudeza en análisis que lo convirtieron en un personaje determinante para diversas doctrinas militares y diplomáticas. La importancia de entender la contención estratégica es clave en el mundo de los negocios también.

 

El hombre que calculaba, por Malba Tahan. Un clásico de ficción que infunde la admiración por la matemática como ciencia de aplicación práctica para problemas de la vida. Contiene acertijos y problemas, con el telón de fondo de la vida humilde y generosa de un hombre de números. Los estudiantes de economía, a diferencia de los de otras carreras interesadas en negocios, deben resolver un sinnúmero de problemas matemáticos en los cinco años de estudios de pregrado y este libro resulta buena motivación. Valioso para todas las edades.

 

Fermat’s enigma, por Simon Singh. Alabado en Notices of the American Mathematical Society y escrito con la profundidad que un doctor en Física por Cambridge puede ofrecer, el libro cubre cuatro siglos de historia en búsqueda de la demostración de un teorema enunciado pero no resuelto, que llega a su fin en 1993 con feliz resolución a cargo de Andrew Wiles, profesor de matemáticas de Princeton y Oxford. El libro anima a concebir la ciencia matemática como campo entrecruzado con la historia y guiado por la pasión por la verdad. Ayudó a popularizar la matemática en el Reino Unido y EE.UU.

 

Middlemarch, por Mary Ann Evans (nombre de pluma: George Eliot). Novela publicada en 1871, detalla la vida familiar, los intereses comunitarios, la independencia de la mujer y las intrigas mundanas de la vida provincial en Inglaterra con bella prosa y un mensaje liberador. Considerada por críticos como la mejor novela escrita en inglés.

 

The portrait of a lady, por Henry James, Jr. Quizá la novela más conocida del autor, quien es quizá el más grande exponente de las letras en inglés—un norteamericano—, el entramado de dinero, intriga, interés personal y principalmente la psicología y personalidad de una mujer brillante—aunque inexperta—de espíritu libre al desenvolverse en sus relaciones interpersonales resulta profundamente conmovedor. La vida libre implica elección; elegir bien o mal tiene consecuencias dramáticas para la felicidad.

 

* * *

 

Nota bene: Me resulta útil consultar antes de leer, pues no es económicamente razonable contaminar mi espíritu con lecturas destructivas—y es una gran pérdida de tiempo. Una página web con clasificaciones útiles es https://www.delibris.org/