Comerciantes del Costanera Center prevén grandes pérdidas por cierre en segunda vuelta

Publicada originalmente en el diario La Segunda el 19/11/2013.

Todo está teñido de blanco, rojo y verde en el Mall Costanera Center, y las tiendas ya se preparan para el incremento en las ventas que traerá consigo la llegada de diciembre. Sin embargo, y producto de la segunda vuelta presidencial, los locales de los malls, centro comerciales y strip centers deberán cerrar el próximo domingo 15, lo que según los jefes de tienda del Costanera, producirá una pérdida irreparable en las ventas.

En la tienda de vestuario masculino Topman, su encargado, Pablo Tapia , explica que un domingo de diciembre se pueden llegar a triplicar las ventas, sobre todo si es justo la quincena.

“En la semana a la gente se le hace difícil comprar, y muchos otros trabajan los sábados, por lo que un domingo de diciembre es una fecha clave. Sin duda nos va a afectar mucho”, asegura Tapia. Según estima, la tienda podría perder más de $6 millones esa jornada.

Donde perderían unos millones más es en Banana Republic. El jefe de local, Miguel Cuevas, comenta que la tienda está buscando una forma de trasladar la venta que se perderá el próximo 15 a otro día de la semana. Venta que calcula será de unos $11.

“Ojala al mall se le ocurra hacer una venta nocturna para poder compensar la pérdida, si no, tendremos que hacer una campaña de marketing especial por nuestro lado”.

Las tiendas de juguetes también lamentan un día de diciembre menos. En Lego, el encargado de la sucursal del Costanera, Alejandro Ferrada, explica que las ventas del pasado 15 de diciembre superaron los $9 millones, mientras que cualquier domingo del año a la tienda entran cerca de $4 millones.

“Los domingos son un día clave para las jugueterías”, dice.

“Obligar al cierre de los centros comerciales… no tiene sentido”

El presidente de la Cámara de Centros Comerciales , Manuel Melero, señaló que “yo pediría que nos dejaran abrir porque obligar al cierre de los centros comerciales en un momento tan importante para los consumidores como es previo a la Navidad, es una locura, no tiene sentido, es un anacronismo”.

Además, argumenta, es una discriminación, porque dentro del comercio, la medida sólo afecta a los centros comerciales, formato que en la actualidad representa un 25% de las ventas del sector.

En su opinión, lo razonable sería que los malls pudieran abrir sus puertas con la obligación de otorgar todas las facilidades de horarios para que los trabajadores puedan ir a votar.

En la misma línea, el secretario general de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Jaime Alé, explica que el impacto económico no es mayor: “La oferta navideña está en las tiendas desde Halloween, la gente se planifica. No es un tema de impacto en el comercio, es de calidad de servicios para los consumidores, de vida de ciudad. Cuesta entender porqué se obliga cerrar justo cuando la gente necesita esos servicios”. Añadió que, en su opinión se da el contrasentido que un supermercado en un mall debe cerrar y otro que da a la calle, puede abrir.