Liberando la Educación Financiera a través de Tablets: Evidencia de una Evaluación Aleatorizada en Colombia

La falta de capacidad financiera —información, conocimiento y habilidades para gestionar los flujos financieros— se considera una de las principales razones por las que las personas no toman decisiones financieras acertadas. Si bien las clases de educación financiera son una herramienta ampliamente utilizada para desarrollar la capacidad financiera, una gran cantidad de evidencia sugiere que el enfoque convencional de los programas de educación financiera, que generalmente enseña conceptos financieros en salones, no solo es costoso a gran escala sino también ineficaz. Alguna evidencia sugiere que personalizar la educación financiera a las necesidades, intereses y ubicación de cada participante, y hacerlo más entretenido, son enfoques más efectivos, pero encontrar una forma rentable y escalable de implementar una capacitación personalizada es desafiante.

A medida que el acceso financiero aumenta para las poblaciones de bajos ingresos, en el mejor de los casos, la falta de conocimiento y capacidad financiera dificulta el uso óptimo de los nuevos productos; en el peor de los casos, deja a los consumidores vulnerables a los servicios predatorios. El desafío fundamental es cómo ofrecer una educación financiera impactante, rentable y escalable que ayude a los pobres a convertirse en consumidores más informados que pueden usar los servicios financieros recientemente accesibles para aprovechar mejor sus recursos, ya sean obtenidos o transferidos. Por ello, nos planteamos evaluar el impacto de una intervención educativa financiera a través de tablets entre mujeres, en su mayoría receptoras de Más Familias en Acción, un programa de transferencia condicionada en Colombia. Este es el resultado de un trabajo conjunto con Orazio Attasaio y Lina Cardona y Fundación Capital (Colombia).

El programa “Lista para Ahorrar”

Para Fundación Capital, la noción de “liberar” la educación financiera comenzó con tres principios. Primero, el uso de la aplicación de la tablet no debe requerir la presencia física de un capacitador, ya que el alumno lleva al maestro (la tablet) a la casa. Segundo, los usuarios pueden trabajar a través del contenido a su propio ritmo. Tercero, esta libertad de uso permite a los usuarios personalizar el contenido centrándose en los temas más importantes para ellos. El contenido de la tableta incluía módulos sobre ahorros, presupuesto, el banco participante y la transferencia de efectivo condicional. Estos mensajes se crean y se refuerzan mediante la integración de audio, videos testimoniales inspiradores, juegos educativos y simuladores interactivos de ATM y banca móvil. El uso de múltiples medios buscó superar las barreras de alfabetización y proporcionar una experiencia educativa entretenida, al tiempo que faculta a los usuarios a través de mensajes y el uso de la tecnología. Con el objetivo de lograr un mayor impacto, la educación de tablets se combina estratégicamente con mensajes de texto SMS y un kit físico “LISTA”, que incluye materiales didácticos impresos, calendarios simplificados con planes de ahorro y libros de contabilidad simplificados, que buscan asentar la adopción de un nuevo comportamiento financiero.

 

Diseño Experimental y Estrategia Empírica

Junto con Attanasio y Cardona y el grupo de trabajo de Fundación Capital diseñamos un experimento. El diseño experimental abordó dos hipótesis: (H1) el grupo de tratamiento LISTA aumentó el conocimiento financiero, la adopción de prácticas financieras y el desempeño financiero relativo a un grupo de control, y (H2) los receptores de LISTA que recibieron mensajes SMS incrementaron sus conocimientos financieros, la adopción de prácticas financieras, y el desempeño financiero en comparación con un grupo que sólo recibió tablets.

La aleatorización se realizó entre grupos y se produjo en dos etapas. La primera aleatorización se implementó a nivel municipal para evitar los efectos indirectos entre los grupos de madres líderes. La mitad de los municipios se asignaron al azar a un grupo de tratamiento (30) y la otra mitad a control (30). Después de recibir la tablet, la aleatorización de los mensajes SMS se llevó a cabo a nivel de madre líder con el fin de evitar el contagio dentro de la red de madres bajo un líder madre soltera.

Se implementó aleatorización basada en tres variables —región (Caribe o Pacífico), marcador de pobreza promedio o puntos SISBEN a nivel municipal, y distancia a la capital departamental más cercana– para garantizar una selección municipal que tomara en consideración la vulnerabilidad económica, el acceso a los mercados financieros, y geografía, que también representa las diferencias culturales sub nacionales. Dentro de cada bloque, los municipios fueron aleatorizados para control y tratamiento. Una vez completada la implementación de LISTA, a los cinco meses del programa, se realizó la segunda aleatorización para el tratamiento del mensaje SMS.

La encuesta de la línea de base recolectó datos por teléfono para 3.126 individuos, de los cuales 1.567 estaban en los grupos de tratamiento. Cinco meses después, a una submuestra de 2.526 beneficiarios se le administró la primera encuesta de seguimiento por teléfono, con 1.267 en los grupos de tratamiento. Para el segundo seguimiento, se encuestó a 2.327 personas en persona, con 1.172 en los grupos de tratamiento.

 

El estudio evalúa el impacto a corto y mediano plazo de la intervención de la tablet LISTA en las actitudes financieras, conocimiento financiero, prácticas financieras, el rendimiento financiero e indicadores psicosociales. Para el tratamiento con tableta LISTA, esto requirió la comparación de los resultados de los beneficiarios en los municipios de tratamiento versus control. Para el tratamiento de SMS, la evaluación implicó la comparación de los beneficiarios de la tableta LISTA que recibieron mensajes SMS frente a los beneficiarios de la tableta LISTA que no lo hicieron.

 

Resultados

La intervención de tablets demostró que la educación financiera “gratuita” y el diseño de un programa de educación financiera impactante, rentable y escalable para los usuarios de bajos ingresos son posibles. Los resultados indican que tuvo un impacto significativo en el conocimiento financiero, las actitudes hacia los servicios financieros formales, la adopción de prácticas financieras y los resultados de ahorro (algunos de los resultados se reportan en la Tabla 1 resumida). Las mujeres que recibieron tablets LISTA tenían una mejor comprensión de conceptos relacionados al ahorro (efecto de 0,23 sd) y los conceptos presupuestarios (0,15 sd), tendían a preferir ahorrar formalmente que informalmente y, en las zonas rurales, había evidencia de una mejora marginal en las habilidades aritméticas (el último fue un resultado inesperado). Los usuarios de tablets también reportaron más confianza en los bancos —en tanto la medida de confianza aumentó 0.19 sd después del tratamiento— y en otros miembros de la comunidad, y profesaron más optimismo en general (0.10 sd). Es importante destacar que los participantes de LISTA demostraron una mayor capacidad para poner su conocimiento en práctica que aquellos en el grupo de control. Tenían un 45% más de probabilidades de establecer metas de ahorro y se sentían más capaces de enseñar a otros cómo usar los cajeros automáticos. Estas mujeres también informaron haber ahorrado más inmediatamente después de recibir la tableta y tuvieron un mayor saldo de cuenta (de acuerdo con los datos administrativos del banco) tres meses después de la intervención de la tableta. Un año después de que el programa comenzó, el grupo de tratamiento continuó reportando un aumento en los ahorros. En general, el impacto fue mayor entre los más pobres, los menos educados y la población más rural. Por un lado, estos resultados son alentadores ya que el programa parece haber beneficiado a los más vulnerables. Por otro lado, también apunta hacia la posibilidad de una mayor personalización de los contenidos de LISTA a diferentes perfiles de usuarios. Basados en estos resultados, quedan algunas preguntas pendientes. ¿Serán los efectos permanentes en el tiempo? Hemos recolectado información para un año después del tratamiento. Comprobaremos hasta qué punto los resultados se mantienen. Una extensión a al uso de esta estrategia es para la educación de niños pequeños de familias de bajos ingresos. En el caso particular de Cuna Más, la idea sería cómo implementar la capacitación de los cuidadores a través de las tablets a fin de que la educación de los niños sea de mejor calidad.

 

 

 

 

Resultados: Impacto de LISTA  
  Corto plazo   Mediano plazo  
  Tablet Tablet Tablet vs. SMS  
Conocimiento Financiero              
Conocimiento: puntaje total   0.201***   0.168***   0.201***
    (0.0331)     (0.0512)   (0.0640)
Actitudes Financieras              
Creen que pueden dejar dinero en la cuenta del MFA            0.114***   0.0510*   0.0292
    (0.0204)     (0.0272)   (0.0562)
Confianza en el banco           0.190***   0.222***   0.0488
    (0.0451)     (0.0440)   (0.0694)
Preferencia: dinero en el banco vs efectivo           0.116***   0.154***   0.0646
    (0.0355)     (0.0402)   (0.0809)
Prácticas Financieras              
Ahorros formales             0.0303**     0.00897   -0.0223
    (0.0131)     (0.0116)   (0.0195)
Ahorros Informales           0.148***     0.108***   0.0378
    (0.0219)     (0.0189)   (0.0337)
Deja dinero en la cuenta MFA     0.0616*   0.0796
          (0.0321)   (0.0530)
Tiene un objetivo de ahorro           0.167***     0.0739***   -0.00145
    (0.0221)     (0.0235)   (0.0372)
Indicadores psicosociales              
Optimismo       0.0946**   0.0628
          (0.0432)   (0.0653)
Confianza en otras personas           0.0798*   0.0628
          (0.0435)   (0.0776)
Notas: *** significativo al 1%, ** significativo al 5%, * significativo al 10%. Errores estándar robustos en paréntesis. El tratamiento de SMS se aplica después de la línea media en un grupo aleatorio dentro de los tratados por la tableta.