Diez aA�os midiendo la competitividad con el IGC

Dos aniversarios

A�El prA?ximo 27 de septiembre, el Foro EconA?mico Mundial publicarA? su Informe Global de Competitividad 2017-2018. El Informe recoge los resultados del A?ndice Global de Competitividad (IGC) que en su versiA?n actual cumple 10 aA�os. El IGC fue diseA�ado y conceptualizado por el Profesor Xavier Sala-i-Martin junto con el Foro EconA?mico Mundial y construyendo sobre un legado de 30 aA�os de ejercicios de mediciA?n, monitoreo y referenciaciA?n de la competitividad. El Profesor Sala-i-Martin definiA? el A�ndice como un conjunto de factores que determinan la productividad de una economA�a y por tanto, el crecimiento econA?mico, y la capacidad de un paA�s de aumentar sosteniblemente el ingreso y bienestar de sus habitantes.[1]

Al cumplir diez aA�os, que coincidentemente coinciden conA� los 10 aA�os de la crisis financiera internacional, el IGC ofrece la oportunidad de dar una mirada a los A?ltimos 10 aA�os y entender la competitividad, y el ejercicio de hace el Foro EconA?mico Mundial, en el contexto de los grandes debates actuales. El Informe completo se puede consultar, a partir del 27 de septiembre en el siguiente vA�nculo.

Tiempos de cambio

Desde la Gran RecesiA?n de 2008-2009, ha habido varias grandes tendencias que han puesto de manifiesto dudas sobre la vigencia del concepto de competitividad. En primer lugar, la lenta e insuficiente recuperaciA?n del crecimiento econA?mico global despuA�s de la Gran RecesiA?n ha puesto de manifiesto el lento, y a veces nulo y negativo, crecimiento de la productividad. A pesar de la rapidez del cambio tecnolA?gico, los progresos vistos no parecen haberse traducido en mejoras de productividad. Algunas explicaciones seA�alan problemas de mediciA?n del producto y la insuficiencia del PIB como indicador en un mundo de servicios y plataformas digitales ofreciendo servicios a�?gratuitos.a�? Otros sugieren que los cambios tecnolA?gicos han facilitado el consumo, pero no la producciA?n. [2]

En segundo lugar, la necesidad cada vez mA?s apremiante de hacer frente al impacto sobre el medio ambiente y el cambio climA?tico, y la asociaciA?n de estos efectos con crecimiento econA?mico, han llevado a que algunos pongan en duda la importancia del crecimiento y de la productividad para el logro de mejoras de bienestar social.

Una tercera tendencia generando debates en torno a la productividad y la competitividad es la coexistencia de una caA�da dramA?tica de la desigualdad entre paA�ses, jalonada por la reducciA?n de la pobreza en China, India, y otros paA�ses emergentes en LatinoamA�rica, Asia, y A?frica, y un aumento de la desigualdad en algunos paA�ses industrializados y la persistencia de la desigualdad en paA�ses en desarrollo. [3]

Finalmente, el rA?pido cambio tecnolA?gico en lo que se ha identificado como una Cuarta RevoluciA?n Industrial[4], implica una velocidad de cambio que hace mA?s difA�cil los periodos de transiciA?n, afecta la certidumbre de clases medias tradicionalmente acomodadas y protegidas, y genera reacciones polA�ticas en contra del cambio, y todo lo que pueda parecer relacionado con estas transiciones, sea el comercio, la inmigraciA?n, u otros.

A?Un nuevo consenso?

Estos factores han llevado a varios influenciadores–acadA�micos, comentaristas, analistas–incluido el Foro EconA?mico Mundial, a enfatizar que el crecimiento econA?mico no es un fin en sA� mismo. Los contradictores mA?s acA�rrimos han ido aA?n mA?s allA? sugiriendo que el crecimiento es innecesario y que el PIB es una mala medida de bienestar que debe ser descartado[5].

El Foro, sin embargo, ha progresado en una visiA?n del progreso econA?mico donde el crecimiento, jalonado por aumentos de productividad resultado de una economA�a competitiva, es una condiciA?n necesaria, aun cuando no suficiente, para lograr mejoras generales de bienestar para el grueso de la poblaciA?n. El crecimiento genera la capacidad, los recursos, y la voluntad, de enfrentar otros retos sociales, incluido el impacto sobre el medio ambiente y el logro de un crecimiento sostenible, la reducciA?n de la pobreza y las desigualdades sociales, y la puesta en marcha de mecanismos de ajuste que faciliten la transiciA?n de economA�as sujetas a choques. A su vez integrando una agenda que incluya crecimiento y estos otros objetivos, puede resultar en un cA�rculo virtuoso. No hay, ni se debe, sacrificar el crecimiento[6].

La competitividad por lo tanto no podrA�a ser mA?s relevante y urgente que ahora.

A?Que se mide y para quA�?

A�El A?ndice Global de Competitividad cuantifica 12 grandes conceptos, a travA�s de cerca de 115 indicadores, que han sido identificados en la literatura econA?mica como factores importantes para la productividad: la instituciones, la infraestructura, el entorno macroeconA?mico, la salud y educaciA?n bA?sicas, la educaciA?n secundaria, terciaria y tA�cnica y tecnolA?gica, la eficiencia del mercado de bienes, la eficiencia del mercado laboral, el desarrollo del mercado financiero, el tamaA�o del mercado, la preparaciA?n tecnolA?gica, la sofisticaciA?n de los negocios, y la innovaciA?n.

Como todo A�ndice compuesto midiendo un fenA?meno complejo, el IGC es un compromiso entre la voluntad de cubrimiento global, la disponibilidad de informaciA?n y datos comparables, la relevancia y pertinencia de los datos, y las limitaciones del conocimiento econA?mico sobre el crecimiento y sus determinantes. A pesar de estas salvedades, el IGC es un instrumento efectivo para poner temas de la agenda de largo plazo sobre la agenda global y nacional aA�o tras aA�o. Temas que de otra manera no tendrA�an la visibilidad y la centralidad en los debates de polA�tica pA?blica. Al generar interA�s por parte de gobiernos, sector privado, y sociedad civil en general, el IGC y el Informe buscan catalizar colaboraciones pA?blico-privadas para acelerar las reformas y programas encaminados a mejorar la competitividad y asA� generar mA?s crecimiento que sustente mejoras sostenibles en bienestar.

El IGC es entonces un instrumento que A�ayuda a gobiernos y a sector privado a identificar conjuntamente los retos y prioridades de polA�tica pA?blica para el crecimiento, monitorear progreso, establecer sistemas de seguimiento y de rendiciA?n de cuentas y moldear el diA?logo privados-gobiernos hacia temas de largo plazo en lugar de los temas coyunturales y especA�ficos a grupos particulares de interA�s. El IGC pretende ser el punto de partida de estas conversaciones, y de estos ejercicios de formulaciA?n de polA�tica. Nunca el punto de llegada.

10 aA�os del IGC: convergencias y divergencias

A�DespuA�s de 10 aA�os usando la misma metodologA�a, podemos hacer un breve recorrido por los 12 pilaresA� y por regiones. Un anA?lisis mA?s exhaustivo, a nivel de paA�s, y cotejando con las acciones u omisiones de polA�tica, podrA�a contribuir al diA?logo que el Foro busca promover y a la aceleraciA?n de agendas comprensivas de competitividad. IlustrarA� las grandes tendencias del A�ndice en hasta el 2016 y en las principales regiones del mundo de acuerdo a los tres subA�ndices del IGC: requerimientos bA?sicos, factores de eficiencia, y factores de innovaciA?n. Todos los pilares se miden en una escala de 1-7. Los promedios por regiA?n toman muestras constantes de paA�ses desde 2007. Todos los datos, incluidos los datos del 2017, son de libre acceso y estarA?n en la pA?gina del Informe.

Requerimientos BA?sicos

A�El primer pilar del IGC, el de Instituciones incluye instituciones pA?blicas y privadas y cubre temas como corrupciA?n, eficiencia del estado, seguridad, justicia. Diez aA�os de indicadores muestran poca convergencia con NorteamA�rica alejA?ndose, un segundo grupo que incluye Europa, Medio Oriente, y Asia, y un A?ltimo grupo donde A?frica Sub-sahariana y LatinoamA�rica no sA?lo no cierran brechas, sino que estas se acentA?an.

Grafico 1: Instituciones

En el segundo pilar, de Infraestructura, NorteamA�rica sigue liderando seguido por la mayorA�a de regiones que convergen lentamente y finalmente con dos regiones rezagadas que solo recientemente comenzaron a cerrar brechas con el resto del mundo: el Sur de Asia y A?frica Sub-Sahariana.

GrA?fico 2: Infraestructura

En el pilar de entorno macroeconA?mico, Europa y el este asiA?tico mejoran sus puntajes con los entornos mA?s estables, con NorteamA�rica y el sur de Asia repuntando en aA�os recientes, mientras que las restantes 4 regiones ven retrocesos.

GrA?fico 3: Entorno MacroeconA?mico

El pilar de educaciA?n y salud es uno de los pilares donde se ve mayor convergencia y homogeneidad, con excepciA?n de A?frica Sub-Sahariana.

GrA?fico 4: Salud y EducaciA?n BA?sica

Factores de Eficiencia

A�Los factores de eficiencia son los pilares que monitorean el funcionamiento de mercados de bienes y factores de producciA?n. En el pilar de educaciA?n superior, aun cuando todas las regiones progresan, no se ve convergencia. Solo los paA�ses del sureste asiA?tico parecen estar efectivamente cerrando brechas.

GrA?fico 5: EducaciA?n Superior

La eficiencia del mercado de bienes, midiendo la competencia interna y externa, muestra brechas persistentes entre regiones con diferencias acentuA?ndose entre lA�deres y paA�ses de LatinoamA�rica, Sur de Asia y A?frica.

GrA?fico 6: Eficiencia del Mercado de Bienes

En el pilar de eficiencia del mercado laboral se ve una leve tendencia a menor eficiencia, una combinaciA?n de flexibilidad del mercado laboral y uso eficiente de talento, en todas las regiones con excepciA?n de NorteamA�rica.

GrA?fico 7: Eficiencia del Mercado Laboral

En cuanto al pilar de mercados financieros, los casi 10 aA�os de datos muestran el impacto de la crisis financiera y una incompleta recuperaciA?n a niveles pre-crisis. El efecto mA?s marcado se da en NorteamA�rica que sin embargo sigue liderando en este pilar.

En el pillar de preparaciA?n tecnolA?gica muestra los mayores avances y tendencias positivas, pero sin convergencia y con dos regiones de paA�ses emergentes rezagadas: A?frica y el Sur de Asia.

GrA?fico 8: PreparaciA?n TecnolA?gica

El tamaA�o de mercado, con dos componentes, uno de tamaA�o domA�stico y el otro dependiendo de acceso a mercados externos, muestra poca convergencia, pero crecimiento para regiones en la parte media de la distribuciA?n mostrando mayor acceso a mercados y crecimiento del mercado interno.

GrA?fico 9: TamaA�o de mercado

Factores de InnovaciA?n

A�Finalmente, en sofisticaciA?n de mercado e innovaciA?n, el mundo se divide claramente en regiones innovadoras y menos innovadoras, con algunas regiones y paA�ses cerrando brechas pero con grandes diferencias persistiendo.

GrA?fico 10: SofisticaciA?n de Negocios

GrA?fico 11: InnovaciA?n

ConclusiA?n

A�Los resultados del IGC que saldrA?n maA�ana son una oportunidad para analizar diez aA�os de datos de competitividad, cubriendo cerca de 140 paA�ses, con mA?s de 100 indicadores repartidos en 12 pilares cubriendo los grandes conceptos identificados como de importancia para el crecimiento y la productividad. AdemA?s de mirar el ranking, gobiernos, hacedores de polA�ticas pA?blica, empresarios y el sector privado, deben mirar los puntajes y su evoluciA?n, establecer grupos de referencia, analizar los diferentes componentes de los pilares, y las ponderaciones.

Para avanzar se busca que no sA?lo ocupe medios de comunicaciA?n durante el lanzamiento y el anuncio del ranking, sino que sirva para convocar a sectores pA?blico y privado en todos los paA�ses cubiertos, para que a partir de los resultados se haga una revisiA?n de las polA�ticas que pueden explicar el desempeA�o de los paA�ses, identificar las polA�ticas que parecen funcionar y las que no, y diseA�ar planes de acciA?n que trasciendan el corto plazo y consoliden los cimientos de crecimientos sostenibles, incluyentes y vigorosos.

[1] El Informe Global de Competitividad 2016-2017 se puede consultar aquA� https://www.weforum.org/reports/the-global-competitiveness-report-2016-2017-1

 

[2] Ver por ejemplo Brynjolfsson, E. 1993. a�?The Productivity Paradox of Information Technology.a�? Communications of the ACM 36 (12): 66a��77A�; Gordon, R. J. 2014. a�?The Demise of U.S. Economic Growth: Restatement, Rebuttal, and Reflections.a�? NBER Working Paper No. 19895. Cambridge, MA: National Bureau of Economic Research. Available at http://www.nber.org/papers/w19895.

[3] Ver Sala-i-Martin, X. 2006. a�?The World Distribution of Income: Falling Poverty and a��Convergence, Period (*).a�?Quarterly Journal of Economics 71 (2): 351a��97; A�Lakner, C. and B. Milanovic. 2016. a�?Global Income Distribution: From the Fall of the Berlin Wall to the Great Recession.a�? The World Bank Economic Review 30 (2) 203a��32. Available atA� https://doi.org/10.1093/wber/lhv039.

[4] Schwab, K. 2016. The Fourth Industrial Revolution. Geneva: World Economic Forum.

[5] Para una propuesta reciente ver https://www.kateraworth.com/doughnut/.

[6] Ver http://www.oecd.org/environment/taking-action-on-climate-change-will-boost-economic-growth.htm order reminyl er ; https://www.weforum.org/reports/the-inclusive-growth-and-development-report-2017

 

Tags: