Informalidad en Perú

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

 

La informalidad en el Perú es aproximadamente 75%. Esta ha disminuido aproximadamente 0.75 puntos porcentuales por año desde el 2005. Sin embargo, esta caída es desalentadora a pesar de que el Perú ha estado creciendo a una tasa anual de 5%. De hecho, para el nivel de PBI per cápita que tiene el Perú (US$ 11-12 mil), la tasa de informalidad debería estar entre 15 y 20 puntos porcentuales más bajo, es decir entre 55 y 60 por ciento (ver gráfico 1). Es decir, 2.5 millones menos de personas informales.

Gráfico 1

graf-1-lavado

¿Cuáles son las causas de la informalidad? Son dos las causas de la informalidad: (i) baja productividad y, (ii) altos costos laborales e impositivos.

Con respecto a la baja productividad, esta está asociada a los bajos niveles educativos (tanto en cantidad como por calidad). Estos bajos niveles educativos se concentran en trabajadores (tanto independientes como dependientes) que laboran en microempresas (empresas de menos de 10 trabajadores). Los intentos de disminuir los costos de la formalización (regímenes especiales de impuesto a la renta o trámites menos costosos para la formalización) para este grupo han sido infructuosos ya que ese no es el motivo subyacente. El verdadero motivo es que no son lo suficientemente productivos y sólo subsisten para sobrevivir. Lamentablemente, en este grupo se encuentran los pequeños emprendedores. Uno de los mitos que debe cambiar en el Perú es que nuestro país es un país de emprendedores. No lo es. Los cursos o capacitaciones de emprendimiento que se realizan por todo el Perú no tienen un efecto significativo sobre el incremento de la productividad de las personas y, por ende, sobre la productividad: de cada 100 personas capacitadas, sólo 5 tienen éxito como emprendedores.

La segunda causa está asociadas a los altos costos laborales e impositivos. En este grupo se encuentran las empresas que son lo suficientemente productivas; sin embargo, escapan de la formalidad porque enfrentan muchos costos para generar utilidades y crecer. En este grupo se encuentran las personas que laboran en pequeñas (entre 10 y 49 trabajadores) y medianas (entre 50 y 200 trabajadores) empresas, tanto dependientes como independientes.

INFORMALIDAD POR SECTOR, TAMAÑO DE EMPRESA Y CONTRATO LABORAL

El gráfico 2 muestra que los sectores con mayor porcentaje de independientes presentan las tasas de informalidad más altas: Transporte y Telecomunicaciones, Comercio, Agro y Pesca, y Hoteles y Restaurantes. Construcción parece ser la excepción: pocos independientes y mucha informalidad.

El gráfico 3 muestra que los sectores con mayor cantidad de microempresas presentan las tasas de informalidad más altas. Entre estos se encuentra Transporte y Telecomunicaciones, Comercio, Agro y Pesca, y Hoteles y Restaurantes. Estos tienen tasas de informalidad de casi 80% y alrededor del 75% de sus trabajadores trabajan en microempresas de 1 a 4 trabajadores.

Gráfico 2

graf-2-lavado

Gráfico 3

graf-3-lavado

¿QUÉ HACER PARA REDUCIR LA INFORMALIDAD?

Se ha mencionado que son dos las causas de la informalidad. Distintas causas requieren distintas medidas. Por el lado de la primera, la baja productividad es un problema estructural que tomará más tiempo incrementarla. Por el contrario, en el caso de la segunda, los altos costos laborales e impositivos son medidas de mayor impacto en el corto plazo.

Con respecto a la baja productividad, se plantean dos cosas:

  • Para las micro, pequeñas y medianas empresas formales de todos los sectores, generar incentivos a la capacitación de sus trabajadores formales.
  • Para las personas que trabajan en microempresas informales, implementar programas de capacitación técnica (oficios o carreras técnicas en institutos de calidad) a fin de que se puedan insertar en el sector dependiente formal. Este brazo de formalidad debe comenzar desde tercero de secundaria. El 65% de los egresados de las escuelas secundarias se inserta directamente al mercado laboral. Son estos los que con mayor probabilidad se van a quedar en el sector informal.

Con respecto a los altos costos laborales e impositivos, es importante notar que la definición de informalidad es un término legal que quiere mostrar una situación de inseguridad del trabajo. Un trabajador informal es aquel que no tiene un seguro de salud provisto por su empleador, un seguro de desempleo o la contribución al sistema de pensiones. Una de las razones por las cuales una empresa no formaliza a su trabajador es por los altos impuestos (impuesto a la renta) y costos  laborales. Por ello, hay un trío que se debe tener en cuenta para este grupo: (i) bajos impuestos a la renta, (ii) seguros de salud y, (iii) seguros de desempleo. Como ya se dijo, las empresas que están dentro de este grupo son las pequeñas y medianas empresas y de los sectores Comercio, Otros Servicios (Enseñanza, Servicios Financieros, Actividades Inmobiliarias), Manufactura y Construcción. En ese sentido, se plantean las siguientes medidas para dichas empresas:

  • Disminución del Impuesto a la Renta, hasta que se convierta en una empresa grande. Una innovación adicional puede ser extraída de las experiencias de las transferencias condicionadas de dinero: por ejemplo, por cada 10 trabajadores formales, el gasto en ese personal cuenta 20% más para el cálculo del impuesto a la renta. Para las nuevas empresas formales, se puede perdonar el impuesto a la renta por un período de 5 años.
  • Planes de Seguros de Salud cofinanciados por el trabajador, la empresa y el Estado. De hecho, se observa que en aquellos sectores en donde se ha expandido el Seguro Integral de Salud, la informalidad ha caído más rápido. Esto se debe al esquema que tiene el SIS para trabajadores independientes (y toda su familia, que en el caso de las micro y pequeñas empresas, son parte de sus trabajadores).
  • Seguros de Desempleo cofinanciados por la empresa y el Estado que logren cubrir entre 50 y 75% del último salario hasta 6 meses de desempleo.
  • Simplificación de la forma de contratación de personal

Hay dos casos de especial importancia:

  • Las micro, pequeñas y medianas empresas del sector Agricultura (básicamente independientes). En este caso, se debe fortalecer el programa de sierra productiva y extenderlo a la costa y la selva. Se debe incrementar las capacitaciones en uso de tierra, riego y tecnologías. Seguir con los regímenes especiales de impuesto a la renta (o quizá volverlos cero para este tipo de empresas o progresivo dependiendo del tamaño de la empresa).
  • La minería informal. Este tema tiene un trabajo aparte de supervisión.

¿CUÁNTO PUEDE REDUCIR LA INFORMALIDAD?

Para identificar cuáles son los niveles de informalidad a los que debemos aspirar en cada sector, hemos realizado dos ejercicios. El primer ejercicio incluye solo a los trabajadores dependientes de las empresas pequeñas y medianas. Es en este grupo donde, como hemos explicado anteriormente, podría haber un impacto en el corto plazo.  El segundo ejercicio incluye a los trabajadores del primer ejercicio y, además, a los dependientes e independientes de las microempresas.

Para el primer ejercicio realizamos los siguientes supuestos:

  • Solo se implementarían medidas para las empresas pequeñas y medianas (medidas para atacar la segunda causa)
  • Solo se consideran los trabajadores dependientes. El porcentaje de independientes en estas empresas es muy pequeño.
  • Reducir en 20 puntos porcentuales, en promedio, la informalidad en este sector. Esto implica 4 puntos porcentuales por año.

Cuadro 1

cuadro-1-lavado

Como se puede observar en el cuadro 1, la reducción total del número de informales en los próximos cinco años sería de 375 mil personas. A esta reducción debemos sumarle los 540 mil trabajadores que dejarían de ser informales en este período de manera “natural”. En los últimos años, la informalidad ha caído 0.75 puntos porcentuales anualmente. En cinco años, 3.75 puntos porcentuales (que equivalen a 600 mil trabajadores). Entonces, bajo este ejercicio, la reducción de la informalidad sería de aproximadamente un millón de trabajadores informales en los próximos cinco años.

Para el segundo ejercicio realizamos los siguientes supuestos:

  • Se implementarán medidas para las empresas pequeñas, medianas y microempresas (medidas para atacar ambas causas)
  • Se consideran trabajadores dependientes para las pequeñas y medianas empresas, y trabajadores independientes y dependientes para las microempresas.
  • Reducir en 20 puntos porcentuales, en promedio, la informalidad en las pequeñas, medias y microempresas de más de 5 trabajadores; y reducir 15 puntos porcentuales la informalidad en microempresas de menos de 5 trabajadores.

Cuadro 2

cuadro-2-lavado

Cuadro 3

cuadro-3-lavado

Los cuadros 2 y 3 muestran cuánto sería la reducción en miles de trabajadores bajo el segundo ejercicio propuesto: 2.6 millones. Estos incluyen los del primer ejercicio (dependientes de pequeña y mediana empresa) y los dependientes e independientes de microempresas. Al igual que en el primer caso, a estos debemos sumarle los 600 mil trabajadores que naturalmente dejan la informalidad cada año. Entonces, bajo este ejercicio, aproximadamente 3.2 millones de personas dejarían la informalidad en los próximos cinco años. Solo incluyendo a la microempresa se podría llegar a la meta trazada por el gobierno. ¿Por qué? De los cuadros 4 y 5 se desprende que más de la mitad de la PEA ocupada se encuentra trabajando en microempresas de 1 a 4 trabajadores. Tratar de reducir la informalidad sin considerar a este grupo no parece factible. Es importante recalcar que atacar la segunda causa – altos costos de ser formal – es relativamente más sencillo que atacar la primera – baja productividad. Por ello, si bien bajo este escenario parece probable alcanzar la meta, reducir la informalidad en las microempresas en 20 puntos porcentuales requiere de una agresiva campaña de capacitaciones y un enfoque en el sector agropecuario y pesca. La SUNAT debería dejar de perder el tiempo en fiscalizar a los pequeños y medianos y acompañar a las microempresas agropecuarias (ya registradas en el último Censo Agropecuario) para su formalización, conjuntamente con las otras instancias del gobierno relacionadas.

Cuadro 4

cuadro-4-lavado

Cuadro 5

cuadro-5-lavado

Finalmente, quiero terminar mencionando tres puntos adicionales:

  • Mejorar la supervisión. Esta supervisión no debe ser ciega, en el sentido de ser totalmente aleatoria y no enfocarse en los que actualmente son dependientes. La SUNAT dedica mucho tiempo y esfuerzo a fiscalizar a los actualmente formales. La fiscalización dura debe darse en las pequeñas y medianas empresas de los sectores comercio, servicios, manufactura y construcción.
  • El Seguro Integral de Salud parece que ha sido la herramienta más efectiva para reducir la informalidad en los últimos 5 años: se le podría atribuir más de 1 punto porcentual por año (controlando por otras características y situaciones). No obstante, no hay lonche gratis, el costo ha sido el desfinanciamiento del SIS en los últimos años. Pero este es un tema para otro post: ¿SIS con ESSALUD? ¿Optimizar las referenciaciones? El gráfico 4 muestra el nivel de informalidad actual y un nivel de informalidad ficticio por sector económico. Este último es el nivel de informalidad que tendríamos si el SIS fuera considerado un seguro de salud válido para ser considerado formal. Se observa que la informalidad se reduciría 40 puntos porcentuales si se lograra “fusionar” EsSalud con SIS de algún modo.
  • En la última conferencia latinoamericana de economistas (LACEA 2016, Medellín) estuve conversando con colegas y coincidíamos en que un tema importante de la informalidad son los valores: transparencia y honestidad. Esto se hace más evidente en aquellas empresas pequeñas, medianas y grandes que contravienen a la ley (por más costos que imponga) y contratan a trabajadores por debajo de la mesa. Hasta que el Perú no cambie sus valores, la informalidad no va a bajar mucho más de lo que puedan hacer las medidas aquí, humildemente, planteadas.

Gráfico 4

graf-4-lavado

 

Deja un comentario