Las licitaciones de medicamentos genéricos en el Instituto Mexicano del Seguro Social

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) compra muchos medicamentos genéricos a través de licitaciones. Tratándose de medicamentos genéricos, a priori cualquier distribuidor o cualquier empresa farmacéutica podría participar en la licitación y el IMSS debería de poder comprar estos medicamentos a un “buen” precio. El IMSS, sin embargo, utiliza una regla de asignación que no fomenta la competencia entre los distintos licitantes, y eso acaba perjudicándole.

Para ilustrar la regla de asignación que utiliza el IMSS, considere los siguientes ejemplos. Suponga que hay únicamente dos licitantes (A y B), que el precio de reserva es igual a 100 pesos y que el IMSS necesita 100 unidades del medicamento. Suponga también que la puja del Licitante A es igual a 1 y que la del Licitante B es igual a 2. Esto quiere decir que el Licitante A ofrece un descuento de 1 por ciento sobre el precio de reserva, mientras que el Licitante B ofrece un descuento igual a 2 por ciento. En otras palabras, A ofrece vender el medicamento a un precio de 99 pesos mientras que B ofrece venderlo a un precio de 98 pesos. Observe que la diferencia entre 99 y 98 pesos es inferior a 5%. En este caso, el IMSS va a comprar 60 unidades del producto al Postor B y 40 unidades al Postor A. (Si la diferencia entre el precio ofrecido por las dos empresas es mayor a 5%, la empresa con el descuento mayor vende 100 unidades al IMSS.) Suponga ahora que hay tres licitantes (A, B y C). (El precio de reserva sigue siendo igual a 100 y se licita 100 unidades del producto.) Suponga que la puja del Licitante A es igual a 1, la del Licitante B es igual a 2 y la del Licitante C es igual a 3. Lo anterior implica que A ofrece vender el medicamento a un pecio de 99 pesos mientras que C ofrece venderlo a un precio de 97. Como la diferencia entre estos dos precios es inferior al 5%, el Licitante A va a vender 20 unidades al IMSS, el Licitante B 30 unidades y el Licitante C 50 unidades. (A partir de 4 licitantes, no se asigna ninguna cantidad al licitante con el cuarto descuento más grande.)

En teoría, el efecto de esa regla de asignación sobre el nivel de competencia es ambiguo.

Por un lado, esa regla fomenta la participación de distribuidores “débiles” –es decir, licitantes con costos elevados. Si se asignaran todas las cantidades al licitante con el mayor descuento, algunos licitantes débiles preferirán no participar en la licitación. Ese aumento en el número de participantes debería de reducir el precio que el IMSS paga por sus medicamentos.

Por el otro lado, esa regla reduce los incentivos a ofrecer grandes descuentos: ¿Porque ofrecer un gran descuento para intentar ganar un contrato si incluso uno puede ganar un contrato con la segunda o la tercera puja más elevada? Esa reducción en los incentivos a ofrecer grandes descuentos debería de aumentar el precio que el IMSS paga por sus medicamentos.

Para tener una idea de qué efecto domina, se construyó una pequeña base de datos con los resultados de algunas licitaciones organizadas por el IMSS en los años 2011 y 2012. Esa base de datos se construyó descargando varias actas de fallo que se encuentran en el sitio de internet https://compranet.funcionpublica.gob.mx/web/login.html. La base de datos contiene información sobre 601 pujas para la compra de 321 medicamentos genéricos.

La siguiente gráfica muestra que casi el 45 por ciento de las licitaciones tienen un solo licitante. Por lo tanto, a priori, la regla de asignación adoptada por el IMSS no parece haber incentivado a tantas empresas débiles a participar en la licitación.

nm

Controlando por varios otros factores, se verificó que el descuento promedio es igual a 1.93 por ciento si la licitación cuenta con un solo licitante. Ese descuento no sube de manera significativa con dos licitantes. Con tres licitantes, el descuento promedio sube de 4.6%, lo cual no es mucho. A partir de cuatro licitantes, sin embargo, los descuentos suben y en valores considerables: en promedio una licitación con 4 o más licitantes presenta descuentos de más o menos 38%.

Se necesita más investigación para sacar conclusiones más definitivas, pero ese análisis preliminar sugiere que el IMSS debería de cambiar de regla de asignación, ya que la regla actual no incentiva la competencia en las compras de medicamentos genéricos. El IMSS debería asignar el volumen total del medicamento requerido al licitante con el descuento mayor.

 

Deja un comentario