#YoSoySergioUrrego  

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

@MelendezMarcela

Colombia ha vivido en las últimas semanas una conmoción inesperada por el pronunciamiento de la Iglesia Católica, otras Iglesias y una multitud de padres de familia que se han manifestado públicamente para evitar que en los colegios de Colombia se adopten manuales de convivencia que reconozcan los derechos de los niños que pertenecen a minorías sexuales a recibir el mismo trato y el mismo respeto que sus pares heterosexuales.

La conmoción tiene origen en el miedo de la población que ve al diferente como un anormal y cree que la anormalidad se prende. Esto está siendo aprovechado por grupos políticos conservadores y ocurre en la antesala del plebiscito en el que se refrendarán o se desconocerán los acuerdos de cese de fuego a los que se ha llegado después de cuatro años de negociaciones con las FARC en La Habana. Los dos temas no son independientes. Hay una agenda política conservadora, machista y homofóbica incendiando al país contra el gobierno de Santos, que promueve por supuesto, el voto por el sí en el plebiscito.

La multitud enardecida lleva dos semanas lapidando a la Ministra de Educación,  que ha intentado cumplir el mandato de la Constitución y la ley educando a los educadores para asegurar que en los manuales de convivencia de los colegios se defiendan el principio de igualdad y la no-discriminación. Gina Parody es mujer y lesbiana, lo que la hace un blanco perfecto para ser atacada. Y lo ha sido, miserablemente.

Estamos convocando hoy a partir de las 4pm a un plantón en la Plaza de Bolívar, por al menos cuatro razones:

En primer lugar, para llamar la atención sobre lo que se perdió de vista en medio de la confusión de las últimas semanas en la que se mezclaron tantos intereses: la necesidad de asegurar que en los colegios de Colombia se protejan los derechos de los niños que pertenecen a una minoría sexual o a cualquier otra minoría, educando a todos los niños desde pequeños en el respeto por la diferencia.

En segundo lugar, para mostrar que esta es una causa de todos los que creemos que una sociedad igualitaria, en la que se respeten los derechos de todos por igual, es una sociedad mejor. No es una causa exclusivamente de los grupos LGTBI y no debe serlo.

En tercer lugar, para demostrar que hay un segmento grande de la población que no es indiferente ante la lapidación a la que se ha sometido a Gina Parody, y que no contribuirá a un juicio moral que es homofóbico y machista, contra una Ministra que lo único que ha hecho al impulsar la revisión de los Manuales de Convivencia, es dar cumplimiento a lo que obligan nuestra Constitución y la ley.

En cuarto lugar, para exigir al Congreso de Colombia que sus decisiones estén también alineadas con la Constitución y la Ley, en defensa del derecho de todos los ciudadanos a no ser discriminados.

El mensaje que nos unirá está tarde, alrededor de esta causa, es #YoSoySergioUrrego, en memoria de un menor que se quitó la vida porque en su colegio no se cumplió la ley.

 

Tags:

Deja un comentario