Cuatro Aciertos y Ningún Funeral

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

Se cumplen ocho meses desde el inicio del gobierno de Macri y me animo a hacer un balance muy preliminar y con brocha gruesa, sin entrar en aspectos técnicos ni muy específicos. Para empezar, quiero notar lo siguiente. Si bien coincido con muchos analistas que al gobierno le ha ido mejor de lo esperado políticamente que técnicamente, mi primer balance es positivo.

En mi opinión, el primer y principal objetivo del gobierno es el de restablecer la división efectiva de poderes en la Nación (ver estas entradas previas acá y acá). No puedo exagerar la importancia que tiene para alcanzar este objetivo la designación de jueces probos e independientes en la Corte Suprema de Justicia. Este era un gran desafío para el gobierno y lo sorteó satisfactoriamente (corrigiendo rápidamente un error de diseño institucional inicial muy serio). Esperemos, eso sí, que este logro no esconda un acuerdo con los senadores peronistas para ampliar la Corte y nombrar jueces políticos en el futuro. Asimismo, todo parece indicar que la justicia está actuando independientemente por primera vez después de la década K, y ello también es muy saludable para la vida institucional del país. De a poco iremos recuperando la previsibilidad de las reglas de juego en Argentina, lo cual es condición necesaria para avanzar en una estrategia de desarrollo.

Un segundo gran acierto del gobierno ha sido su política exterior. Necesitábamos volver al mundo occidental y capitalista, y, al menos desde lo político, ello se logró rápida y exitosamente (ver esta entrada previa acá). La visita de Obama al país fue un gran éxito y nos puso nuevamente en el mapa de las relaciones internacionales. A ello, luego le siguió un número importante de éxitos en materia de política internacional.

El tercer gran acierto, en mi opinión, es el lanzamiento del plan de cobertura universal de salud, el cual me consta que se viene estudiando desde hace tiempo, y que el Macrismo ya implementó en CABA. Este plan apunta a que todos los ciudadanos tengan una cobertura mínima de salud independientemente de su situación laboral. Esto es imprescindible en un país con alta informalidad y que ha completado su transición epidemiológica (ver esta entrada previa acá). Asimismo, dada la delicada situación fiscal, está muy bien que la implementación de esta política no solo sea gradual, sino que además otras políticas tributarias que idealmente deberían acompañarla también tengan que esperar su oportunidad.

El cuarto gran acierto ha sido haber recuperado la independencia del Banco Central, con un equipo técnico probo así como también el camino andado para recuperar el sistema integrado de estadísticas y el INDEC (ver esta entrada previa acá). Sin dudas, la salida del cepo cambiario fue uno de los dos grandes éxitos económicos de la gestión Macri.

Desde ya, ha habido otros muchos aciertos. Por ejemplo, la continuidad de la política de ciencia y tecnología y de la AUH. Elegí resaltar los que creo más importantes.

¿Y la economía?

El Senador Pichetto decía el otro día: ‘es la economía estúpido’. Es cierto que hoy todo el debate político se centra en la recesión, la inflación y las tarifas energéticas. Si la economía no vuelve a crecer será imposible comenzar a desandar la pesada herencia social del kirchnerismo, y el gobierno enfrentará las elecciones de medio término en una situación de debilidad significativa (aunque también debería darle mayor participación en el gobierno a su principal socio político no solo de cara a la próxima elección sino también pensando en la gobernabilidad futura).

La verdad es que el gobierno heredó una situación económica y social muy complicada. No se pueden esperar grandes logros en el corto plazo, y quizás tampoco en cuatro años. Ojalá los ciudadanos comprendiésemos esto y pudiésemos tener más paciencia que la que marcan los tiempos electorales. Lamentablemente, el gobierno, en mi opinión, equivocó en parte su diagnóstico económico, y por tanto su discurso, y ahora ello se interpreta como si los problemas económicos que tenemos en la actualidad fuesen el resultado directo de políticas erradas. Sin embargo, ello no es así. Había que devaluar fuertemente la moneda en términos reales y también había que ajustar las tarifas de transporte y energía (aunque en esta área se han cometido errores técnicos importantes). Esto necesariamente iba a acelerar la inflación y reducir el poder adquisitivo de los salarios.

Creo entonces que el gobierno debió, y aún debe, ser más cauto en sus objetivos económicos. Como ya señale, primero, se necesitaba (y aun se necesita) recomponer rápidamente el tipo de cambio real e ir a una normalización tarifaria (ver estas entradas previas acá y acá). Pero a la vez, tenía (y aún tiene), al menos en el mediano plazo, que bajar la inflación. Si bien el ajuste fiscal debe ser gradual, no habrá estabilización sin ajuste fiscal (ver estas entradas previas acá).

En el contexto actual, se requiere emitir una señal clara sobre cuál es la tasa de inflación objetivo y cuál es el programa monetario, fiscal y de deuda consistente con la misma, y poder cumplirlo. Sin embargo, todo esto tiene que darse con un tipo de cambio real sostenible. No sirve bajar la inflación atrasando el tipo de cambio (riesgo que se corre actualmente). Por ello las metas de reducción de la inflación tienen que ser comedidas (ver esta entrada previa acá).

El ajuste económico está a medio camino. No estamos cerca del fin lamentablemente. La inflación se disparó arriba de 40% este año, y aún no ha terminado el proceso de ajuste de los precios relativos de la economía. Creo que solamente una política monetaria contractiva no es suficiente para bajar la inflación sin perder competitividad externa. De cara al futuro, también es necesario anclar las expectativas inflacionarias en una tasa menor y a la vez consistente con el programa económico.

Además, la inversión necesaria para volver a crecer aún no ha despegado (en este sentido también debo destacar el razonable arreglo que alcanzo el gobierno con los holdouts, y esperar que la vuelta a los mercados de capitales nos permita financiar parte del déficit fiscal y una mayor inversión privada (ver esta entrada previa acá)). No se crece sostenidamente aumentando la demanda agregada sino expandiendo la oferta de bienes totales en la economía. Nuevamente, hay que ser prudentes con el manejo de expectativas. Es importante poner la performance argentina en el contexto internacional actual y no en comparación a la que tuvimos durante la recuperación post-convertibilidad.

Para concluir, recordemos que si bien hay mucho trabajo por hacer en materia económica, la administración Macri cambio el rumbo por el cual nos llevaba las políticas populistas. El futuro ya no es el colapso económico como lo fue en la Venezuela Chavista.

26 Comments

  1. sebastian fernandez says:

    Hasta que no bajen el deficit es imposible que baje la inflacion , nose por que es tan dificil de entener , si no baja la inflacion parece que es la continuidad de los años anteriores en lugar de algo nuevo y la gente va a votar en consecuencia

    • Sebastian Galiani says:

      No creo que sea difícil de entender. Más bien es difícil de lograr, especialmente en el corto plazo. El gobierno de Macri heredo una situación económica catastrófica, y el déficit fiscal era altísimo. Es imposible eliminar ese déficit en 1 o 2 años. Va a tomar tiempo. Por ello es bueno, creo yo, rescatar otros muchos aciertos de la gestión Macri. En el gobierno K no solo había inflación!

  2. sebastian fernandez says:

    Ya se tocayo pero el problema es que yo no veo nada que hagan para bajar el deficit en forma real ( o sea no en relacion al pbi sino en cantidades reales ajustadas por inflacion) lo unico que hacen es tirar mas planes y las tarifas estan frenadas por la justicia , es insoportable tantos años de inflacion yo no lo aguanto mas y lo peor es que veo que hay ciertos sectores del gobierno que tienen ganas de tirarle la culpa a empresarios (cabrera y prat gay) , yo igual discrepo si hubiesen puesto en cero la financiacion del bcra al estado (adelantos transitorios) ya tendriamos una baja de la inflacion mas marcada

    • Sebastian Galiani says:

      Vamos por partes. Por un lado, estoy de acuerdo con vos que se han creado muchos gastos que no era el momento de crearlos. Creo que no fue una buena idea partir el ministerio de economía, por esta, y otras razones.

      También estoy de acuerdo que el tema tarifario viene mal manejado, pero también es cierto que no es el rol de la justicia fijar las mismas. El gobierno tendrá que seguir los pasos necesarios, pero finalmente la justicia tendrá que dejar hacer.

      Igual, la baja del salario real es una baja del gasto. Pero también ha habido bajas en la obra pública, y uno esperaría que en las empresas estatales también.

      Sobre la idea de bajar el financiamiento a cero, discrepo. Eso sí que es fácil escribirlo e imposible hacerlo.

  3. La verdad que ustedes escriben bien acá. No dicen mierda o estúpidos todo el tiempo como en la TV…
    M

  4. Yo no coincidio con el texto , la inflacion es siempre un fenomeno monetario , tuvieron que haber sido mas contractivos y con tasas muchos mas altas , el problema esta en los adelantos transitorios que si siguen financiado al gobierno es imposible que baje la inflacion , yo por mas que los vote y los banco si no bajan la inflacion a menos de 20 para el año que viene ni mamado los votos de vuelta , lo mas triste es que aparece gente de nuevo pidiendo controles de precios o heterodoxia cuando siguen con un deficit brutal , habria que rajar 1 millon de empleados publicos de una y listo por mas feo que sea no da para mas el aumento de precios

    • Sebastian Galiani says:

      ‘A la larga, activa o pasivamente, la cantidad de dinero tiene que subir para que haya inflación.’ En eso estoy de acuerdo. De hecho lo escribí en este blog al comienzo del mismo. No creo, sin embargo, que esto contradiga en nada lo que escribí en esta entrada.

    • El Kernerismo contrato 2 millones de empleados públicos y el macrismo rajo 11 mil, y para eso creo un ministerio…

  5. Muy bueno Sebastian! Anoche lo vi a Rodi Santangelo con Maxi Montenegro y dijo lo mismo que vos en esta entrada respecto al ajuste! Solo que él es más optimista con la inflación para 2017.

  6. Estimado Sebastian, muy interesante análisis. De lo que no estoy seguro es de si la eliminación y reducción de retenciones fue una medida correcta. En primer lugar, si por un lado se plantea la existencia de un fuerte déficit fiscal, aun reconociendo que las retenciones no representan una suma importante en el total recaudado, no estoy seguro de que sea posible darse el lujo de prescindir de este tributo. En segundo lugar, podrían ayudar a morigerar el efecto inflacionario causado por la devaluación, fundamentalmente en el caso de los precios de los alimentos.
    Uno de los argumentos utilizados es promover la producción agropecuaria y la inversión de este mismo sector y sus posibles derrames sobre el resto de la economía, argumento que, teniendo en cuenta tanto la participación de este sector en el PBI como en el total del empleo, me genera dudas.

    • la eliminacion de las retenciones fue por lejos LA MEJOR medida que tomaron , fueron un robo al campo , es mentira que tenga efectos inflacionarios (solo la emision de dinero lo tiene ) y si estamos preocupados por el deficit hay que bajar el gasto y bajar el gasto y bajar el gasto o por lo menos tambien no subirlo mas como con todas las asignaciones que sacaron

    • Sebastian Galiani says:

      Quizás se podría tener un dólar más alto y no haber bajado las retenciones. Pero para mí lo importante, es la consistencia entre la política fiscal, monetaria y de deuda.

  7. Mr. Lebacs says:

    Ojete ahí que si miramos lo que es la base monetaria más el stock de Lebac, viene subiendo a una tasa del 42% interanual, así que los pasivos monetarios del BCRA no muestran ningún signo contractivo a pesar de lo que dice tu amigo Sturzenegger!

    • Sebastian Galiani says:

      Si, el central ha venido esterilizando la emisión monetaria buscando controlar la inflación. Más haya del déficit cuasi-fiscal, la clave está en bajar el déficit fiscal para que baje la necesidad de financiamiento al tesoro nacional. No hay otra salida.

  8. un gran error fue haber puesto al keynesiano prat gay como ministro y para peor haber dividido en tantas cosas economia , lo mejor en su momento (enero) era hacer una poda de empleados publicos bien grande y haber aumentado el boleto en el amba (10 pesos todo , el colectivo , tren , subte) y no haber sacado ningun plan y hacer gradualismo con tarifas de servicios pero bueno se impuso un no se que , hasta que no pongan a melconian no creo que hagan el ajuste que el pais necesita

  9. Ademas de no saber escribir en castellano. Vos directamente deliras, Division de poderes? donde? en la AFA? Nunca una justicia tan pegada tanto al poder ejecutivo como al capital. Una provincia (Jujuy) donde se anularon las garantias constitucionales. Armado de un estado policial a partir de informacion de Anses. Bien no? Lo del mundo una de las fantasias absurdas de una casta que en la Argentina fracaso varias veces y no sera esta la excepcion. Que se yo. la unica verdad es la realidad. Y no dice lo que pensas ni por asomo.

    • La AFA? Que, la AFA es un poder de la Nación? No seas bruto pibe. Mucho Tinelli…

    • Sebastian Galiani says:

      Muchas gracias por tu comentario. No sé bien por qué te dejo esa impresión mi entrada. Realmente creo que Cambiemos se formó, por sobre todo, para defender la democracia constitucional. En la entrada digo que el nombramiento de los jueces en la Corte Suprema fue un paso importante en esa dirección, y no el único dado en estos 8 meses de gobierno. Me parece real.

      Tampoco entiendo por qué crees que lo que escribo no refleja lo que pienso. Nota no solo que planteo disidencias, sino también que casi todo lo que digo tiene como referencia alguna entrada mía anterior.

  10. No te parece muy trucho este aranguren no vendiendo las acciones de Shell?

    http://www.lanacion.com.ar/1937062-video-por-que-aranguren-no-quiere-vender-sus-acciones-en-shell

Deja un comentario