La incidencia de la pobreza en Argentina: hogares

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

La incidencia de la pobreza es un dato de sumo interés social al mostrarnos nuestra realidad social y permitir una mejor planificación de políticas públicas.  Lamentablemente, el INDEC dejó de publicar estadísticas oficiales sobre la misma el 23 de abril de 2014, luego de varios años de publicar datos sobre la incidencia de la pobreza sesgados sumamente cuestionados por la subestimación de la inflación. Esta nota expande una una medición alternativa de la pobreza en Argentina publicada el 1 de abril de este año por Martín González-Rozada en este blog. Nuestras mediciones indican que a fin de 2014 el 15% de los hogares en Argentina estaban por debajo de la línea de pobreza y que el 25% de los mismos se encontraban en riesgo de pobreza y/o exclusión social.

La pobreza se mide como la fracción de hogares en Argentina cuyos ingresos no alcanzan para comprar una canasta básica establecida en 1985. La canasta básica se calcula midiendo el costo de la canasta básica de alimentos y se la expande a gastos no alimentarios dividiendo la canasta básica de alimentos por la fracción del gasto que se asigna a alimentos en hogares del segundo quintil del ingreso. En la práctica los hogares de referencia gastan la mitad de su ingreso en alimentos por lo cuál la línea de pobreza es aproximadamente el doble del costo de la canasta básica de alimentos (Ver metodología aquí). Para medir la pobreza, la composición de esta canasta queda fija y el INDEC mide la evolución de su costo. Todos los hogares con ingresos inferiores al costo de esta canasta se consideran pobres. Hay un consenso en la profesión que a partir de 2007 el INDEC subestima el costo de la canasta básica de alimentos.

Incidencia de la Pobreza por Hogares

La figura muestra distintas estimaciones de la fracción de hogares pobres o en riesgo de pobreza en Argentina. Las líneas azul (diamantes) y la roja (cuadrados) son la medición oficial de la incidencia de la pobreza. La línea violeta mide la incidencia de la pobreza actualizando el valor de la canasta básica total—la línea de pobreza—por el índice de precios al consumidor independiente (Índice cosas que pasan). La línea verde (triángulos) mide la pobreza actualizando la canasta básica total con el índice de salarios oficial publicado por el INDEC. Otro método, representado por la línea celeste (estrella), utilizado por la Unión Europea (ver aquí o aquí), es el índice de hogares en riesgo de pobreza y/o exclusión social (ERPE). El ERPE mide la fracción de hogares cuyo ingreso por adulto equivalente esta por debajo del 60% de la mediana.

Las mediciones que indexan la línea de pobreza con la variación en el índice de precios al consumidor y con el índice de salarios son imperfectas. Por ejemplo, si el precio relativo de los alimentos sube en relación a otros precios al consumidor estaremos subestimando la incidencia de la pobreza. Por otro lado, si el salario medido en términos de la canasta básica de alimentos sube, estaremos sobreestimando la fracción de hogares pobres. El índice de hogares en riesgo de pobreza y/o exclusión, esta basado sólo en la encuesta permanente de hogares y es independiente del valor de una canasta de

Algunas observaciones que se desprenden de los datos son las siguientes:

  • Mientras que el dato oficial estima la incidencia de la pobreza en menos del 4% el primer semestre de 2013, la estimación basada en un índice de precios independiente arroja un 6%.Como comparación, en Uruguay la incidencia de hogares pobres en 2013 era del 8% y en Chile la incidencia de hogares pobres en 2011 era del 12%.La incidencia de la pobreza medida indexando la canasta básica de alimentos de 2003 con el índice de salarios es mayor porque los salarios reales subieron desde 2003. La incluimos porque el índice de salarios es un índice oficial de la pérdida del valor del dinero.
  • Hasta 2007 la incidencia de la pobreza oficial y la medida indexando la canasta básica con el IPC son bastante parecidas. Las series empiezan a divergir luego de la intervención del INDEC en enero de 2007.
  • La pobreza medida indexando la línea de pobreza con el IPC independiente tiene un mínimo de 12.6% de los hogares en el primer semestre de 2013 y en el segundo semestre de 2014 ascendió a 15.3% de los hogares.
  • La fracción de hogares en riesgo de pobreza y/o exclusión social es mucho mas estable que la fracción de hogares pobres.El mínimo de la fracción de hogares ERPE es también en el primer semestre de 2013, cuando ascendió a 26.2%, mientras que el dato de fin del 2014 es de 27.1%.
  • Tanto la fracción de hogares bajo la línea de pobreza como la fracción de hogares ERPE subió durante la década del 90, tuvo un pico durante la crisis de 2002, cayó hasta el primer semestre de 2013, y subió levemente en los últimos dos años.

Esta nota expande la nota original de Martín González-Rozada incorporando las series de incidencia de pobreza que utilizan el IPC y el ERPE e incluyendo datos de los años 90. La próxima nota será sobre la incidencia de la pobreza como fracción de personas (en vez de hogares).

Tags: ,

3 Comments

  1. Sebastian Galiani says:

    Muy interesante Martin. Te hago dos comentarios. Uno, es común medir la tasa de pobreza como la proporción de personas por debajo de la línea. Creo que ese estadístico a la UCA le dio hace poco 27% y a fine del 2013 recuerdo que le daba 23%. Cuanto te da a vos?
    Dos. Idea para un próximo post. Cuanto daría la tasa de pobreza hoy a un tipo de cambio sostenible?

    • Martin Gonza;lez Rozada says:

      Gracias por el comentario Sebastian. Como proporción de personas debajo de la linea a mi me da 23.7 1Sem2013, 24.1 2Sem2013, 25.3 1Sem2014 y 26.5 2Sem2014. Tomo la idea para el próximo post. Saludos

  2. Pingback: Foco Económico – Incidencia de la pobreza y crecimiento: 1994-2014

Deja un comentario