El País de Jauja

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

La economía se basa en la presencia de escasez de “bienes”. Sin escasez, no hay trade-offs, y por tanto, no existiría un costo de oportunidad para cada actividad que realizamos. Hace tiempo, era usual que los libros de texto de economía se refiriesen a la tierra de Jauja para proveer un ejemplo, ficticio, de una sociedad donde la escasez no estaba presente. Pero, ¿dónde se ubica la tierra o el país de Jauja? ¿Había tal abundancia en esas tierras?

Cuenta Umberto Eco, en su formidable libro (el cual se sigue en esta entrada) Historia de las Tierras y los Lugares Legendarios, que en muchas leyendas, el Paraíso terrenal adopta una forma totalmente materialista y es la forma del país de Jauja o Cucaña. Los griegos hablaban ya de tierras felices como la ciudad de los pájaros de Aristófanes, que abundaba en riqueza y felicidad. Eco, sin embargo, rastrea la aparición de Jauja a la edad media, en un poema del siglo X, Versus de Unibove. La composición más antigua que ha llegado hasta nosotros es un fabliau del siglo XIII, titulado Li Fabliaus de Coquaigne, en el que el autor dice haber viajado como penitencia impuesta por el Papa, y enviado por él, al País de Jauja, donde aparecen todas las maravillas que luego se repiten en distintas versiones de la leyenda. Por ejemplo, Francesco Frugoni, en El Perro de Diógenes (1687), sitúa a la isla de Jauja en el mar del Calducho y cuenta que en ella “… Corren ríos de leche y manan fuentes de moscatel, malvasía y vinos dulces. Los montones de queso y los valles de mascarpone. De los arboles cuelgan marzolinos y mortadelas. Cuando hay tormenta, granizan confites y, cuando llueve, diluvian salsas”.

Si bien la tradición concuerda en señalar la abundancia que existía en el país de Jauja, es imprecisa respecto a su ubicación. Se la ha ubicado, por ejemplo, cerca de Florencia, y un drama religioso alemán la sitúa entre Viena y Praga.

Los libros de texto de economía, aseguraban, igualmente, que nunca podría haber abundancia pues nuestros deseos son ilimitados. ¿Es ello cierto? Esta es una explicación desde el lado de la demanda. Desde el lado de la oferta, asumiendo que esta no es puramente mágica, en tono moralista, Carlo Collodi, en su famosa obra, nos muestra la imagen degradada del país de Jauja.

Nuestros deseos pueden o no ser ilimitados, pero nuestras necesidades no lo son. Epicuro entendió esto bien. Hoy, la terapia racional (o psicología cognitiva) está ayudando a una mayor cantidad de personas a verlo también. Ojala esta tendencia continúe.

Feliz 2015!

 

11 Comments

  1. “Si lo bueno es breve, dos veces bueno” Esta sería la calificación que, por lo menos para mí, merece este artículo. Pero es muy bueno para hacer pensar, sobre todo a aquellos que pese a lo que muestran los números, creen vivir “en el país de Jauja”.

    • Sebastian Galiani says:

      Muchas gracias Rubén! Respecto a tu reflexión, algunos creen, otros, quizás muchos, como Pinocho, simplemente mienten!

      • Es cierto, comparto tu apreciación acerca de que algunos creen y otros muchos simplemente mienten, como Pinocho. Pero lo lamentable es que los resultados nos suelen mostrar que son más los creen ……aún en las mentiras de los Pinochos……porque mirá que abundan. Y lo más lamentable es que aún muchos periodistas no enrolados en la Causa NAC & POP, no los ponen en evidencia,

    • Bien dicho! Feliz 2015!

  2. Piketty vino a hablar huevadas al ispa! Ponganlo en su lugar muchachos!
    http://www.ambito.com/noticia.asp?id=775266

  3. jesuisneiman says:

    Contate otra Pinocho Berni!

    El testigo que tenía que acusar a el padrino también se suicida en el baño… para proteger a su familia!

  4. jesuisneiman says:

    El Kirchenirsmo comenzó matando a Juan Castro pues tenía fotos de Cristina en Paris… y termino matando a Neisman pues tenía grabaciones de Cristina sobre la Amia. Todo lo que hizo en el diome fue tan malo como esto. La década afanada y mafiosa!

  5. jesuisneiman says:

    A Nisman lo mataron. De ello no hay dudas. No importa lo que concluya la “justicia” argenta… No tiene credibilidad alguna.

    • Sebastian Galiani says:

      Otra tragedia nuevamente enluta la vida institucional argentina. Primero, reiterar lo que publicamos en Twitter el lunes pasado, mi más sentido pésame a la familia de Alberto Nisman (RIP), y en especial a sus hijas amadas.

      Solo puedo lamentar que Argentina siga viviendo al margen de la ley. Tenemos una tradición muy pronunciada de crímenes que han quedado impunes. Por supuesto, no sé qué ha pasado con Alberto Nisman. No creo que me corresponda especular sobre ello.

      Sin dudas, la causa AMIA es una causa donde la justicia no verá la luz. Como ciudadano argentino, y como judío, solo puedo seguir aportando mi granito de arena para que busquemos vivir en una república, donde esto no ocurra #NUNCAMAS.

  6. elmitodequeelPJgobierna says:

    Se termina el mito de que el PJ gobierna. Que catzo gobiernan? Perón no termino su mandato y se fue como un cago a Paraguay. Campora duro menos De la Rúa. El viejo choto volvió y no podía con los imberbes. La chabela no gobernaba ni si tu tocador. Duhalde se tuvo que ir antes por Kosteki y Santillan. Kristina, bue, desastre total. Ya no puede ni mantener lo que dice en las redes sociales…
    El único que gobernó fue MeneM, que era Neo-Liberal!

Deja un comentario