Para mi hijo, sus amigos, mis estudiantes y todos los que votan por primera vez en Colombia el próximo domingo

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

@MelendezMarcela

Este debate pre-electoral es el más visceral que me acuerdo. Nadie está leyendo ni oyendo a nadie que tenga una opinión contraria a lo que ya piensa. En parte porque el tono de la conversación ha sido imposible – la señora que tira la naranja en ese comercial tan cómico, si no fuera tan triste, de la campaña de Oscar Iván Zuluaga resume bien la ira contenida (o no tan contenida) con la que estamos hablando casi todos.

No quiero entrar en ese juego. Tengo miedo del futuro que se definirá el domingo en las urnas. Pero tengo más miedo aún de que, sea cual sea el resultado, salgamos de esta contienda como una sociedad aún más fracturada.

Mi hijo mayor vota por primera vez este año. Quiero dedicarle esta entrada a él, a sus amigos y amigas, a mis alumnos de varias generaciones, gente preocupada y comprometida con el país, y a todos los jóvenes colombianos que este año votan por primera vez. Les ha tocado una contienda sin precedentes. Han visto lo peor y lo mejor de los votantes más veteranos, de los medios y de los políticos. Han tenido nuestra respiración de padres en la nuca, demandando que vean como nosotros, piensen como nosotros, elijan como nosotros. Por favor tomen distancia. Ustedes y las generaciones que vienen son la esperanza de que podamos construir una sociedad en la que no prevalezca la polarización. En la que podamos tener posturas que se defiendan con argumentos y en la que cada individuo sea eso: un individuo que se informa, piensa y escoge. Y no parte de una masa que se suma sin masticar a un ataque o una defensa nacida la mayoría de las veces del prejuicio, y de la ignorancia.

He hecho un esfuerzo de rescatar de entre tanta cosa que se ha dicho en los medios en estos días, las voces que me parecen más sosegadas – las que han intentado aportar trayendo del pasado hechos que debemos recordar o conocer, las que han  alertado acerca de los riesgos implícitos a inclinar la balanza en una u otra dirección, las que surgen de años de investigación y trabajo y las que han buscado rectificar mentiras o defender con argumentos una u otra visión de país. Los invito a oír todas las voces; a no descartarlas antes de preguntarse seriamente cuánto hay de verdad y de razón en cada una de ellas, y a salir a votar masivamente el próximo domingo con la tranquilidad de que su voto sea para llevar a Colombia por la senda que más se acerca o se aleja menos de lo que ustedes sueñan. No voten en la ignorancia.

Aquí les dejo mi selección de las voces de todos los lados que pueden ayudar a un voto más educado – y las que se me hayan escapado, por favor súmenlas abajo (se qué mi lista está cargada en una dirección a pesar de mi intento de objetividad):

Y esta reflexión fantástica de Juan Camilo Cárdenas: “La neuroeconomía del miedo y el odio en esta campaña presidencial” – lo que sabemos sobre cómo funciona nuestro cerebro y cómo podemos usar ese conocimiento para votar mejor.

16 Comments

  1. Como bien dices, es dificil encontrar las columnas sosegadas, pero con el ánimo de cargar para el otro lado (sin que necesariamente comparta esas opiniones), les dejo a los lectores unas cuantas adicionales.

    Una sobre drogas, paz y la decisión de no votar ni por Santos ni por Zuluaga:

    http://danielraisbeck.com/2014/06/04/la-guerra-contra-las-drogas-garantiza-fracaso-de-negociaciones-de-paz/

    La de Mary O´Grady en el WSJ:

    http://online.wsj.com/news/articles/SB10001424052702304545504579612800054274102?tesla=y&tesla=y

    Otra de Salud Hernández (“A los nuevos Santistas”):

    http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/a-los-nuevos-santistas-salud-hernandez-mora-columnista-el-tiempo/14089956

    La de Tito Livio Caldas:

    http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/la-ilusion-de-la-paz-en-colombia/14072306

    La de Mauricio Vargas:

    http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/que-le-paso-a-santos/14002900?f=1800%3Ff%3D1160

  2. Carlos Ignacio Patiño says:

    Gracias Marcela!
    Y una bien bonita de A. Caballero (muy a su estilo, eso si):
    http://www.semana.com/opinion/articulo/antonio-caballero-los-nostalgicos/390710-3

  3. Me parece muy lindo y valioso este ejercicio. Ojala más padres se tomaran el tiempo de educar a sus hijos sobre la importancia, el valor y el deber de un voto informado y a consciencia. Creo que yo me inclino al otro lado de la balanza, no por completo, pero si con una decisión muy clara. Quisiera compartir un par de artículos que me parecieron interesantes:

    http://www.elespectador.com/opinion/voto-sergio-jaramillo-columna-497415

    http://lasillavacia.com/historia/el-triunfo-de-zuluaga-un-mal-presagio-para-las-victimas-47711

    http://www.economist.com/news/leaders/21603443-stop-killing-colombians-should-re-elect-juan-manuel-santos-vote-peace

    http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/ejemplo-ricardo-silva-romero-columnista-el-tiempo-/14081597?f=1575

    http://www.semana.com/opinion/articulo/leon-valencia-no-es-un-voto-es-un-sentimiento/390121-3

    http://www.elespectador.com/noticias/politica/vamos-votar-santos-sin-traicionar-nuestra-conciencia-mo-articulo-495477

    Y este último, que se sale del tema, pero creo que es una entrevista que todos los colombianos deberíamos leer.

    http://www.eltiempo.com/bocas/nairo-quintana-en-entrevista-con-la-revista-bocas/13630275

  4. marcela,
    el texto está muy bien pero me parece que habrías podido decir mas. es dramático que en estas las elecciones cuando la gente habla no esta hablando de lo que reamente le importa y cuando oyen a los demás los oyen decir cosas diferentes a las que realmente dice el interlocutor. las motivaciones reales pata escoger el voto están escondidas. los columnistas sí intentan sacar las motivaciones reales pero eso termina no viéndose en la calle.

  5. Tito Yepes says:

    Marcela, tal vez hay que invitar a los muchachos a escoger una causa, un lado y comprometerse por ella. Ya sea la que nos gusta a los padres, la contraria, o cualquiera menos polarizada. En algún momento la generación que nos precedió, a ti y a mi, tuvo un compromiso político decidido y se lanzó a luchar por él. Algunos con métodos que hoy reprochamos. Posiblemente esa elección de método cerro puertas para nosotros. Estos muchachos tienen en frente un mundo que puede llegar a los niveles de agresividad de esta campaña, pero donde los métodos de lucha difícilmente los alejarán de sus compromisos políticos. Es la hora de retomarlos y luchar apasionadamente por ellos, no de tomar distancia y votar como mirando a esta sociedad desde arriba. Los mecanismos de interacción como la democracia son lo suficientemente sabios y en algunas se perderá y en otras se ganará si hay compromiso político. Sino lo hay siempre se perderá.

  6. Un colega economista quiere saber cómo va a votar el gremio con una encuesta anónima (a menos de que uno sea el único PhD en Economía de alguna universidad!): https://es.surveymonkey.com/s/9ML95DG

  7. Olga Arciniegas says:

    Creo que esto nos sirve tambien a los de la tercera edad. Leerè a cada uno de los de tu selecciòn porque asi el voto serà con total convicciòn.

  8. Daniel Gómez Gaviria says:

    Colombia Diversa presenta su análisis de las dos opciones: http://www.colombia-diversa.org/2014/06/carta-abierta-de-colombia-diversa-sobre.html

  9. Fidel Pintos says:

    Marcela,

    Recién leo esta columna

    http://elpais.com/elpais/2014/06/11/opinion/1402508000_603739.html

    de un español observador del proceso electoral.

    Excepto por el último párrafo que no se sigue para nada del resto de la columna, y aun reconociendo lo poco que conozco sobre lo que está ocurriendo en Colombia, me parece que la columna plantea una visión correcta de la competencia entre los dos candidatos y su relación con los cambios habidos durante el gobierno de Uribe, cambios que aparentemente han tenido un fuerte apoyo electoral. De la columna infiero que esa competencia se ha centrado en el tema de la paz no porque sea urgente (las FARC no tienen futuro alguno excepto amenazar con que se seguirán portando mal) sino porque Santos lo ha usado para diferenciarse (ventaja de ser el titular del poder) y entonces su opositor debió profundizar la diferencia. En este momento, todos estarían de acuerdo en que viva la paz pero no a cualquier precio, algo muy racional que los economistas deberían celebrar porque la paz no es gratis y entonces es importante saber qué precio se está dispuesto a pagar. Lo malo de haber enfocado el debate político en la paz es que se ignoran otras cosas importantes aun si hubiera paz, y que podrían ser más importantes si se pretendiera sacrificarlas por firmar un acuerdo de paz.

    • Hola Fidel, la paz en Colombia es urgente. Muchos colombianos no hemos vivido nunca en un país sin guerra. Lo que está en juego en estas elecciones son visiones diferentes de sociedad. Te recomiendo la lectura de otros de los artículos que se han colgado aquí.

      • Fidel Pintos says:

        Marcela, por importante que pueda ser la paz, siempre hay trade-offs y lo mejor que se le puede enseñar a los jóvenes es que siempre hay trade-offs, esto es, que nada es gratis, ni siquiera la paz.

  10. Gracias a todos por enriquecer esta entrada. Hay otra cosa que quiero colgar aquí:

    Carta a mis familiares y amigos Zuluaguistas de Enrique Prieto http://bit.ly/SOiOCE

  11. Pingback: Un Análisis de los Resultados Electorales de las Elecciones Presidenciales en Colombia — Foco Económico

Deja un comentario