Estudiar paga menos: la caA�da del retorno a la educaciA?n en Argentina.

La distribuciA?n del ingreso es un tema candente estos dA�as, a nivel global, regional y nacional. Localmente, el gobierno sostiene que las mejoras en la distribuciA?n del ingreso son uno de los grandes legados del kirchnerismo. En esta nota voy a describir la evoluciA?n de la distribuciA?n del ingreso laboral de los trabajadores argentinos en los A?ltimos veinte aA�os mirando los retornos a la educaciA?n.

La evoluciA?n de la distribuciA?n del ingreso en la Argentina es un tema del que ya se ha escrito en este blog. Hace un aA�o, Lustig y Pessino, describieron la caA�da en la desigualdad de ingresos en Argentina, distinguiendo los factores de mercado y las polA�ticas distributivas. Los primeros, cambios en la distribuciA?n de salarios y en la tasa de empleo, analizados aquA� por SebastiA?n Galiani, explican la mayor parte de la caA�da de la desigualdad. En esta nota voy a focalizarme en la distribuciA?n de salarios, mirando la evoluciA?nA�del salario relativo de trabajadores con distinto nivel de educaciA?n en Argentina.

El siguiente grA?fico, cortesA�a de Hugo A�opo del BID, describe los retornos a la educaciA?n en 1995, 2001 y 2009 para Argentina (usando datos de la encuesta armonizada de hogares del BID), medidos en puntos logarA�tmicos[1]. Viendo el grA?fico observamos que en la A?ltima dA�cada efectivamente los salarios en Argentina son menos desiguales: la diferencia entre los salarios de los mas educados y los menos educados cayA?. El grA?fico muestra que la reducciA?n en la brecha entre lo que ganan los universitarios y los que tienen primaria o secundaria completa obedece a la reducciA?n deA�los salarios relativos de los universitarios.

Fuente: Encuesta armonizada de hogares. BID. Coeficientes de cada aA�o de educaciA?n controlando por genero un una regresiA?n de Mincer. Argentina

 

El retorno a completar siete aA�os de educaciA?n es aproximadamente 0.4 puntos logarA�tmicos todos los aA�os, lo cual quiere decir que una persona con primario completo gana aproximadamente 50% mas que una sin ninguna educaciA?n.A� Quien termina el secundario ganaba 2.45 (0.9 puntos logarA�tmicos) veces mA?s que alguien sin educaciA?n en 1995 y 2001. Este retorno cae a 1.82 en 2009. Combinando estos resultados vemos que el retorno de completar el secundario en relaciA?n a completar la escuela secundaria pasA? de 65% (0.5 puntos logarA�tmicos) en 1995 y 2001 a 35% (0.3 puntos logarA�tmicos) en 2009. Terminar la universidad pagaba aproximadamente 5.75 (1.75 puntos logarA�tmicos) veces el sueldo de alguien sin educaciA?n en 1995 y 2001, pero sA?lo 3.5 (1.25 puntos logarA�tmicos) en 2009. El premio a la educaciA?n universitaria (en relaciA?n al secundario) cayA? de 130% a 92% entre 2001 y 2009.

A?Es esto una buena noticia? No lo sA�. Mi impresiA?n es que esta caA�da se debe mA?s a una caA�da en la demanda de empleados educados mA?s que a un aumento de la oferta, lo cual interpreto como una mala noticia en un mundo en el que los retornos al capital humano en paA�ses desarrollados estA?n creciendo (ver para EEUU).

Este fenA?meno no es una particularidad de la experiencia argentina. Hugo A�opo, viagra generico online italia en este blog,A� recientemente nos mostrA? que un fenA?meno similar se ve en Colombia y el siguiente grA?fico nos muestra el resultado de hacer el ejercicio hecho en el primer grA?fico para Argentina para una muestra representativa de la poblaciA?n de 12 paA�ses de AmA�rica Latina[2].

mincerlac

Fuente: Encuesta armonizada de hogares. BID. Coeficientes de cada aA�o de educaciA?n controlando por genero un una regresiA?n de Mincer. Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, MA�xico, Nicaragua, PanamA?, PerA?, Uruguay.

 

 

Notas:

[1] Un valor de x en el eje vertical corresponde al valor ex.

[2] Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, MA�xico, Nicaragua, PanamA?, PerA?, Uruguay.