FilosofA�a Barata y Zapatos de Goma

QuizA?s es todo lo que te dia�� sonaba en la radio del auto que me llevA? desde Ezeiza a mi casa. Mientras el auto avanzaba, me informaron que en casa no habA�a luz. VolvA� a escuchar la canciA?n y pensA� en ese pariente lejano, militante kirchnerista fanA?tico, con quien seguramente volverA�a a argA?ir durante las fiestas. Decido, por una vez, prepararme con argumentos sA?lidos para enfrentar la cena de Navidad. Releo algunas entradas de Foco EconA?mico que me vienen rA?pidamente a la memoria. Anhelo, como siempre, poder tener una discusiA?n respetuosa y abierta, algo que lamentablemente el kirchnerismo no ha fomentado.

Lecturas de verano

En Argentina las cosas no estA?n bien. En su A?ltima entrada, Andy Neumeyer, junto a Pablo Guidotti, nos cuentan que la dinA?mica del dA�ficit fiscal, emisiA?n, y caA�da de reservas ha entrado en una etapa crA�tica. Vale la pena leer esa entrada con atenciA?n para entender lo que podrA�a ocurrir durante los prA?ximos meses si el gobierno no reacciona rA?pidamente: El drenaje de reservas: A?una amenaza al sistema financiero?

La situaciA?n fiscal sigue empeorando, pero conceptualmente no es muy distinta a la que expuse en esta entrada junto a NicolA?s Ajzenman: Algunas consideraciones sobre la situaciA?n fiscal actual.

Dada la situaciA?n fiscal, y su monetizaciA?n, no es llamativo que estemos en un proceso de alta inflaciA?n (ver, por ejemplo, esta nota de Juan Pablo Nicolini: A?QuA� sabemos sobre emisiA?n e inflaciA?n? y tambiA�n esta nota de Miguel Kiguel: Pesos para todos no genera inflaciA?n, A?o tal vez si?).

Sin un ajuste fiscal que permita anclar las expectativas y haga viable un programa de estabilizaciA?n monetaria, los pronA?sticos no pueden ser buenos. El programa de estabilizaciA?n debe ademA?s lidiar con la distorsiA?n de precios prevaleciente, tanto en tA�rminos del tipo de cambio real como tambiA�n de los precios de la energA�a y el transporte.

En este contexto de alta inflaciA?n, atraso cambiario y alta incertidumbre, las perspectivas de crecimiento econA?mico son, obviamente, decepcionantes. Nunca crecimos a tasas chinas, y como nos hacA�a ver Andy en esta entrada, El milagro econA?mico K: un efecto rebote que se acabA?, la recuperaciA?n econA?mica K, cuando crecimos casi al 7% anual entre el 2003 y el 2007, fue simplemente volver a donde estA?bamos en 1998.

Se ha distorsionado el sistema de incentivos capitalistas, afectando la asignaciA?n de factores estA?tica y dinA?micamente (ver, por ejemplo, esta entrada de Emilio Espino sobre la destrucciA?n del sector ganadero, El Asadito, Moreno y el Ciclo Ganadero , y mi A�entrada sobre la asignaciA?n eficiente de factores). Esto nos estA? empezando a afectar considerablemente, tal cual lo anticipaba Eduardo Engel en su primera entrada en Foco EconA?mico: El milagro econA?mico argentino. Nos hemos consumido laA� infraestructura acumulada durante la dA�cada del 90. Esta inversiA?n, que se logrA? proveyendo incentivos capitalistas, nos permitiA? crecer razonablemente desde 1991.

PodrA�amos decir que la situaciA?n actual es testigo del fracaso de la polA�tica energA�tica del gobierno, o mA?s generalmente, de toda su polA�tica de infraestructura (ver esta entrada de Fernando Navajas sobre la polA�tica energA�tica: Los dA�ficits gemelos en energA�a y esta entrada de Santiago Urbiztondo: Tarifas y subsidios: diez aA�os despuA�s, lo barato sale caro). Pero, en realidad, lo que fracasA? una vez mA?s, como no podA�a ser de otro modo, es el populismo, que se consume desaforadamente todo lo que encuentra como si no hubiese maA�ana.

Hemos perdido una gran oportunidad histA?rica. Esta dA�cada de bonanza, en lugar de haber sido utilizada para mejorar las instituciones republicanas y capitalistas, profundizar el proceso de integraciA?n al mundo, desarrollar la infraestructura del paA�s, y sobretodo, mejorar el sistema educativo y de salud, se ha utilizado para organizar un sistema corrupto, primero a travA�s de un capitalismo de amigos y luego a travA�s del avance asfixiante de un estado ineficaz (ver esta entrada de Sergio Berensztein: A?Del capitalismo de amigos al capitalismo de Estado? Aprendiendo del asedio que estA? sufriendo YPF). Como vengo diciendo desde hace muchos aA�os cada vez que me entrevistA? A?mbito Financiero: a�?Debemos recuperar la capacidad de gestiA?n del Estado. Se habla mucho del rol del Estado en la economA�a, pero A�ste es incapaz de proveer apropiadamente los bienes pA?blicos clA?sicos.a�?

Para concluir el repaso sobre la gestiA?n K, anoto que la tasa de pobreza, bien medida (dado que esta vez el relato que aA?n domina la polA�tica argentina tambiA�n destruyA? el sistema integrado de estadA�sticas nacionales), ronda el 23% de la poblaciA?n. AA?n alta para el nivel de riqueza del paA�s.

Reencuentro

Finalmente, tuvimos la reuniA?n familiar. Ese pariente lejano, que siempre politizaba las reuniones y nos daba grandes discursos A�picos, esta vez esquivA? la conversaciA?n, lo cual me llamA? mucho la atenciA?n. Incluso mostrA? cierto disgusto por el nombramiento de Milani. Nunca antes le escuche una crA�tica al kirchnerismo. Por ejemplo, en Agosto pasado, cuando estuve en Buenos Aires, habA�a dicho que Lanata se habA�a vendido al grupo ClarA�n, que sus denuncias eran falsas, y que, finalmente, corrupciA?n habA�a en todos los gobiernos. PensA� ahora que serA�a bueno seA�alar que el ascenso de Milani no era independiente de la necesidad del gobierno de espiar a la prensa libre que investiga y denuncia la corrupciA?n kirchnerista. Pero no tuve oportunidad de hacerlo pues cambiA? rA?pidamente de tema y se dedicA? a hablar de literatura. Me puse a pensar en la militancia polA�tica. Al final, a este pariente lejano lo sentA� cercano. Entonces, volvA� a recordar la canciA?n de Charly GarcA�a:

Diste tu alma y querA�an tus venasa��