Big Data, Big Opportunities

La cantidad de datos generados por la sociedad crece en forma exponencial. En este contexto, el manejo y análisis de amplias bases de datos, conocidas como “big data”, se convertirán en destrezas claves para la competitividad, constituyendo nuevas fuentes para el crecimiento de la productividad, la innovación y el bienestar. Al desarrollar las capacidades para destacarse en esta nueva área, se abre una nueva oportunidad para integrarse productivamente al mundo.

Big data se refiere a bases de datos cuyo tamaño sobrepasa las capacidades típicas de las herramientas de software que capturan, almacenan, manejan y analizan datos. Actualmente, una base de datos considerada como big data se encuentra en el rango de unas docenas a miles de terabytes.

El avance tecnológico, el flujo de información capturado por empresas, y el surgimiento de la multimedia y las redes sociales potencian el crecimiento de big data. ¿Algunas evidencias? Un artículo de la revista The Economist señala que el estudio “Sloan Digital Sky Survey” capturó en sus primeras semanas de implementación más datos que los registrados en la historia completa de la astronomía; y que el gigante de la venta minorista, Wal-Mart, maneja más de 1 millón de transacciones comerciales por hora, conformando una base de datos de un tamaño equivalente a 167 veces la información contenida en todos los libros de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

Big data desempeña un rol económico significativo que beneficia no sólo a los agentes privados sino también a los gobiernos nacionales y a sus ciudadanos. Diversos estudios encontraron que el uso de big data tiene la capacidad de generar valor agregado vía incrementos en la productividad y competitividad tanto de compañías privadas como en el sector público.

Susan Athey, profesora de la Escuela de Negocios de Stanford y Economista Jefe de Microsoft, galardonada con la prestigiosa John Bates Clark Medal, afirma: “la utilización de datos en tiempo real para identificar problemas y definir prioridades constituye uno de los canales por los cuales big data está generando ganancias de productividad. Es decir, en base al uso de big data y a datos telemétricos (datos obtenidos desde una fuente remota) las firmas pueden detectar potenciales fallas y mejorar el desarrollo de productos y servicios.” Por ejemplo, los productores utilizan datos obtenidos de sensores integrados a sus productos para crear ofertas innovadoras de servicios post-venta. Adicionalmente, las organizaciones pueden utilizar los datos almacenados para crear una segmentación de consumidores más específica, ajustando los productos y servicios ofrecidos a las necesidades del mercado.

El uso de big data también puede contribuir a incrementar, directa o indirectamente, el excedente del consumidor. Por ejemplo, puede llevar a disminuir los precios debido a la mayor transparencia. También permite mejores emparejamientos entre las necesidades de los consumidores y los productos ofrecidos.

El uso de big data se está convirtiendo en un factor clave a través del cual las firmas compiten. En este contexto es relevante que el Estado provea un marco institucional adecuado que les permita a las compañías crear valor en base al manejo de big data, como así también proteja la privacidad de los ciudadanos y la seguridad de los datos. De esta forma, políticas que faciliten la utilización de big data y que gradualmente eliminen barreras en el uso de la misma permitirán acelerar el crecimiento de la productividad, y en base a ello, aumentar los estándares de vida de la población (como vimos acá, la productividad es la fuente ultima de bienestar económico). Estados Unidos es uno de los primeros países que parece estar embarcándose en este camino; entre otros, en 2012 la Casa Blanca anunció el programa nacional “Big Data Initiative”, el cual consiste en el compromiso de 6 departamentos y agencias Federales a financiar proyectos de investigación sobre el uso de big data por más de $200 millones de dólares.

La explotación de big data requiere capacidades analíticas en estadística y ciencias de la computación. Entre los estadísticos y científicos especializados en el manejo de datos, aquellos que introducen nuevas formas de analizar grandes bases de datos encuentran una amplia demanda en el mercado.

Al trabajar con bases de datos tan grandes la teoría adquiere gran importancia. En un reportaje a Susan Athey, publicado por la Reserva Federal de Minneapolis, se argumenta que contar con un marco conceptual adecuado ofrece la ventaja de permitir que los “datos hablen” de forma coherente. De esta forma, utilizando un marco teórico, será más fácil comprender qué es lo que los datos tienen para decirnos.

En dicha entrevista, Susan Athey destaca que big data constituye una oportunidad para aumentar la participación de los economistas en el análisis de negocios. Sin embargo, la educación universitaria e incluso los estudios de especialización o doctorados de hoy día no brindan las capacidades necesarias para explotar estas grandes bases de datos. La educación actual requiere cambios.

Para concluir, el uso eficiente de big data representa una oportunidad potencial para incrementar el crecimiento de la productividad, y se está convirtiendo en un factor clave de competencia para las firmas existentes. La contribución de dicho factor en el desarrollo económico depende fuertemente de la disponibilidad de capital humano especializado en el manejo y análisis de datos, como así también de un marco institucional adecuado. Encontramos aquí una oportunidad para explotar mejor nuestros recursos humanos. Ojala la aprovechemos.

Referencias

Manyika James, M. Chui, B. Brown, J. Bughin, C. Roxburgh y A. Byres (2011). “Big Data: The next frontier for innovation, competition and productivity”. McKinsey Global Institute.

Entrevista a Susan Athey, The Region, Federal Reserve Bank of Minneapolis, June 2013. Disponible en: http://conversableeconomist.blogspot.com.ar/2013/07/interview-with-susan-athey-on-big-data.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

The Economist (2010). “A special report on managing information: Data, data everywhere”. Disponible en: http://www.economist.com/node/15557443

 

Tags:

2 Comments

  1. Sebastian Galiani says:

    S. Campanario comenta esta entrada en el diario La Nación y discute algunas dudas existentes sobre el futuro de Big Data:
    http://www.lanacion.com.ar/1628427-big-data-una-oportunidad-o-un-festival-de-humo-de-colores

  2. Me parece un buen análisis, pero creo que Big Data se convirtió en el nuevo curro. Hoy día, cualquier huevon habla de BID DATA y promete resolver el mundo viendo lo que la gente busca en Google… Cualquiera!!!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario