La Única Verdad es la Realidad: Mitos y Realidades sobre la Distribución del Ingreso

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

Inspirada en la entrada de mí hermano Esteban aquí

 Muy pocos con mucho y muchos con muy poco. El tema de la distribución del ingreso en una sociedad es tan viejo como la sociedad misma. Explica revoluciones y también explica la visión que la humanidad tiene sobre las revoluciones. Y es, también, una de las banderas políticas asumida por este gobierno. Un gobierno que ha elegido, muchas veces, la construcción de mitos por sobre las realidades. El caso de la vergonzosa intervención del INDEC es sin duda el más escabroso.

Pero en mi opinión, en el tema del bienestar de los más pobres, el gobierno mezcla mitos con realidades. Con respecto a las realidades, escribí hace poco una entrada al respecto, aquí. Hoy quiero focalizarme en los mitos. Y para ello, voy a referirme a un par de trabajos, uno de Xavier Sala i Martin (aqui) y el otro de Bourguignon y Morrison (aqui).

De ellos, solo voy a discutir la Figura que reproduzco abajo. En ella se mide la desigualdad de ingresos en el mundo, desde 1820 a 1991. Un índice de desigualdad se reporta en el eje vertical y el periodo en el eje horizontal. El índice, el de los rombos negros, calculado por Bourguignon y Morrison para varios años, muestra un fuerte crecimiento de la desigualdad entre 1820 y 1970, con un estancamiento a partir de entonces.

 clip_image002

 Porque aumenta la desigualdad? Hay dos maneras: o los ricos se hacen mas ricos, o los pobres se hacen mas pobres. Importa la diferencia? A mí me importa muchísimo. Yo no soy envidioso, pero me preocupa el bienestar de los que menos tienen. Por eso me duele y me preocupa cuando la desigualdad aumenta porque los pobres se hacen más pobres, tal como sucedió en Argentina entre 1973 y 2003 (ver la entrada anterior mencionada arriba).

Lo que paso en el mundo entre 1820 y 1970, es que los ricos se hicieron más ricos. Los países que habían empezado su revolución industrial estaban experimentando crecimiento es sus ingresos per-cápita, mientras que grandes partes del mundo no crecían. Justamente, una de las contribuciones de Bourguignon y Morrison, es que descomponen el aumento en la desigualdad total entre el aumento de la desigualdad dentro de cada país y el aumento de la desigualdad entre países.

Los triángulos rojos muestran la evolución de la desigualdad dentro de cada país, mientras que los cuadrados azules muestran la evolución de la desigualdad entre países. Como queda claro en el grafico, la desigualdad dentro de cada país se mantuvo constante entre 1820 y 1970, lo que significa que todo el crecimiento de la desigualdad en el mundo se explica por el aumento en la desigualdad entre países.

Conclusión: la gran mejoría que experimentaron muchos pobres en ese siglo, se debió exclusivamente al crecimiento económico. Pero eso solo sucedió en algunos países, por lo cual la desigualdad entre pobres aumento mucho. Bienvenido ese aumento en la desigualdad, por lo menos algunos pobres mejoraron sustancialmente su calidad de vida.

La desigualdad dejo de subir en 1970. La razón, nuevamente, hay que buscarla en la relación entre países: dejo de subir la desigualdad entre países. Es que a partir de esa década, empieza a globalizarse la revolución industrial y países pobres, eminentemente agrícolas y cerrados, se abrieron al comercio, desarrollaron mercados – muchos con fuerte presencia estatal – creando un clima de negocios prospero (Corea, Hong Kong, Taiwán en los 60,  recientemente China, Tailandia, Vietnam, India y mas recientemente algunos países africanos). Y esas altísimas tasas de crecimiento están sacando a millones de personas de la pobreza.

La realidad es que el mecanismo central que desde hace casi dos siglos ha sacado a una gran fracción de la humanidad de la supervivencia es el crecimiento económico.

Las políticas sociales (bien diseñadas y controladas!) en Argentina son, como  argumente en la entrada mencionada arriba, un deber moral para con el 30% mas pobre de los argentinos. Pero no deja de ser un paliativo temporario. El desafio es crear las oportunidades para que cada todos en Argentina podamos ser dueños de nuestro propio destino.

Una visión centrada en el crecimiento sustentable de largo plazo, con una Argentina inserta en el mundo y un sector privado dinámico y competitivo es la única receta para la eliminación definitiva de la pobreza.

Asociarse al capital para que redunde en beneficios para todos, si. Combatirlo, no. A los comunistas chinos les llevo un poco mas de tres décadas y millones de chinos muertos en hambrunas aprenderlo. Que nos valga la lección.

 

 

One Comment

  1. lucas ferrero says:

    “Una visión centrada en el crecimiento sustentable de largo plazo, con una Argentina inserta en el mundo y un sector privado dinámico y competitivo es la única receta para la eliminación definitiva de la pobreza.” Me parece que es muy presuntuoso decir que es la unica receta. Crecimiento Sustentable es lo suficientemente amplio como para requerir precisiones. Dicho asi, es neoclasicismo puro. Wrong.

Deja un comentario