DespuA�s del Temblor: Estabilidad Laboral en Argentina

En colaboraciA?n con NicolA?s Ajzenman (Universidad de San AndrA�s)

Un mercado laboral que funciona bien permite la movilidad laboral, pero tambiA�n genera empleos de largo plazo. Esto es asA� debido a que como los trabajadores acumulan capital humano especA�fico a las firmas en las que trabajan, sin la posibilidad de desarrollar relaciones laborales de largo plazo, se perderA�a tanto una fuente importante de crecimiento en la productividad de la economA�a como tambiA�n de acumulaciA?n de capital humano, y por tanto, de bienestar econA?mico.

Hace dA�cadas que leemos y escuchamos decir que la a�?globalizaciA?na�? y la flexibilizaciA?n del mercado de trabajo han terminado con los trabajos de largo plazo. Sin embargo, la evidencia no es tan clara al respecto. Obviamente, el anA?lisis de la estabilidad laboral tiene varias dimensiones. Hoy solo nos focalizaremos en un aspecto, el de la duraciA?n en el empleo (job-tenure o job-duration).

Estados Unidos

Tal como lo destaca Farber (1998), la percepciA?n pA?blica sobre la seguridad laboral en Estados Unidos comenzA? a disminuir a partir de fines de los aA�os 80. No obstante,A� no fue hasta principios del presente siglo que los datos A�dieron algA?n sustento empA�rico a esta hipA?tesis al confirmar cierto desplazamiento de la distribuciA?n de duraciA?n en el empleo (job tenure) hacia la izquierda, principalmente para los hombres y solo en el sector privado (Farber, 2008). En un trabajo previo, el mismo autor (Farber, 1998) habA�a advertido que durante el periodo 1973-1993, la duraciA?n del trabajo, en promedio, en Estados Unidos, A�no se habA�a modificado significativamente, aunque si se habA�an advertido algunos movimientos dentro de la distribuciA?n: una reducciA?n en el tiempo de relaciA?n laboral de los hombres menos educados, compensada por un incremento en la estabilidad laboral de las mujeres.

Argentina cheap anacin tablets

En Argentina, resulta aA?n mA?s interesante preguntarse por la evoluciA?n de la estabilidad laboral debido a que las reformas estructurales adoptadas durante la dA�cada del 90, especialmente durante el primer lustro, tuvieron un impacto importante sobre el empleo, principalmente en el sector pA?blico y en el sector manufacturero.

A?CA?mo se reflejaron entonces las reformas estructurales en la duraciA?n de los empleos? Miraremos, en forma puramente descriptiva, la distribuciA?n de la antigA?edad en el empleo de los trabajadores (su job tenure A�o A�job duration) durante las A?ltimas tres dA�cadas. Para ello, tomamos los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) provenientes de la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. Esta restricciA?n la imponemos para lograr comparabilidad de los datos a lo largo del tiempo.

Desafortunadamente, a partir de cambios introducidos en el cuestionario de 2003, la pregunta sobre la duraciA?n del empleo estA? restringida a seis categorA�as:

  • Menos de un mes
  • 1 a 3 meses
  • 3 a 6 meses
  • 6 a 12 meses
  • 1 a 5 aA�os
  • MA?s de 5 aA�os

Por lo tanto, para las comparaciones previas a 2003 utilizamos una desagregaciA?n de categorA�as mA?s amplia; pero readaptamos los datos para que cuadren en estas categorA�as con el fin de realizar comparaciones temporales mA?s largas.

Fuente: INDEC

El primer grA?fico muestra claramente un desplazamiento de la distribuciA?n de duraciA?n en el empleo hacia la izquierda. Esto se observa especialmente en las categorA�as de menor duraciA?n (menos de 6 meses de duraciA?n) y en las de mayor duraciA?n (mA?s de 10 aA�os). El siguiente grA?fico, que compara las tres dA�cadas, muestra una reversiA?n, es decir un nuevo desplazamiento de la distribuciA?n hacia la derecha, en la A?ltima dA�cada.

Fuente: INDEC

Las siguientes tablas muestran dos caracterA�sticas importantes en relaciA?n a la secuencia temporal de los cambios. La primera es que es que, A�tal como se veA�a en los grA?ficos, luego de las reformas de principios de la dA�cada del 90, la distribuciA?n de duraciA?n en el empleo comienza a correrse hacia la izquierda. La fuerte pA�rdida de empleo luego de las privatizaciones, la apertura comercial y las reformas en el mercado laboral tuvieron un impacto importante en la distribuciA?n de la duraciA?n de los empleos que sobrevivieron a los efectos de las reformas. Luego de este fuerte impacto, con su pico en 1995, la segunda mitad de la dA�cada A�muestra una reversiA?n especialmente en tA�rminos de los valores mA?s altos de la distribuciA?n: los empleos de mA?s de 5 aA�os en adelante vuelven a aumentar su peso en el total. La segunda caracterA�stica es que aun cuando se da dicho incremento en la cantidad de empleos de mayor antigA?edad, los empleos de muy corta duraciA?n (menos de seis meses de antigA?edad)A� no vuelven a perder peso sino hacia fines de la A?ltima dA�cada.

Fuente: INDEC

Fuente: INDEC

Por lo tanto, si bien aA?n es temprano para obtener una conclusiA?n definitiva, parecerA�a que la distribuciA?n de antigA?edad en el empleo en Argentina estA? retornando a la distribuciA?n que existA�a antes de las reformas estructurales, sin evidenciar, significativamente, menor estabilidad laboral.

 

Referencias

Farber, Henry S. a�?Are Lifetime Jobs Disappearing: Job Duration in the United States, 1973- 93,a�? Labor Statistics Measurement Issues, John Haltiwanger, Marilyn Manser, and Robert Topel, eds., University of Chicago Press, 1998. 157-203.

Farber, Henry S. A�a�?Employment insecurity: The decline in worker-firm attachment in the united states.a�?, A�Working Papers 1056, Princeton University, Department of Economics, Center for Economic Policy Studies., June 2008.