La Educación y la Distribución del Ingreso de los Niños

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

En la nota titulada la mala educación hablamos de los bajos niveles de educación en la región, incluida la Argentina. También es cierto que las habilidades cognitivas de nuestros estudiantes en las pruebas PISA cayeron entre 2000 y 2009. Estos dos hechos son muy preocupantes y nos motivaron a mirar la distribución del ingreso y los años de educación promedio de los hogares para los niños menores de cinco años residentes en zonas urbanas argentinas. Estos niños son los argentinos del futuro y por eso nos interesa conocer el entorno en el que crecen.

En Diciembre de 2010 ya analizamos este tema en la nota una vida por mil pesos. Aquí vamos a reproducir y actualizar algunos datos de esa nota. Vemos que el 45% de la población urbana menor a  cinco años vive en hogares que se encuentran en el 20% de abajo en la distribución del ingreso con un ingreso per cápita del hogar menor a AR$20 pesos (USD 3) diarios. Un cuarto de los niños se encuentran en el quintil siguiente con un ingreso de AR$40 diarios. En otras palabras, dos tercios de los niños argentinos crecen en hogares de bajos ingresos. Otra característica de estos hogares es el bajo nivel educativo de los mayores en el hogar que apenas excede la educación primaria. Dado que los ingresos del hogar y los logros educativos de los padres son importantes factores en el rendimiento cognitivo de los niños estas estadísticas son muy preocupantes.  En la nota de 2010 discutimos la transmisión intergeneracional de la pobreza.

2012

Quintil

% de la población menor a 5 años [i]

Ingreso per cápita [ii]

Años de educación promedio del hogar[iii]

Hijos por mujer [iv]

1

45%

$7,098

8.8

3.2

2

24%

$14,687

9.7

2.3

3

13%

$21,782

10.5

2.0

4

11%

$32,281

11.8

1.9

5

7%

$65,127

13.7

1.6

 

Aquí queremos ver cuáles son los cambios desde 2010. Para ello abajo mostramos el mismo cuadro con datos del 2010. Los datos demográficos, como es de esperar, no cambiaron mucho en dos años.  Lo que sí es notable es como cambio la distribución del ingreso. El ingreso nominal per cápita del primer quintil subió un 78% en los dos años mientras que el ingreso nominal per cápita del quintil superior subió en un 55%. La compresión en la distribución del ingreso se refleja en el hecho que el ingreso del quintil inferior era un 9,5% del ingreso del quintil superior en 2010 y en 2012 asciende a un 10,9%. Esto es consistente con la redistribución del ingreso sobre la que escribió Juan Pablo Nicolini sobre el legado de la gestión kirchnerista. (Ver aquí).

 

2010

Quintil

% de la población menor a 5 años [i]

Ingreso per cápita[ii]

Años de educación promedio del hogar[iii]

Hijos por mujer [iv]

1

41%

$3,985

8

3.5

2

24%

$8,278

8.9

2.7

3

16%

$12,482

9.7

2.3

4

12%

$19,103

11.2

2.1

5

6%

$41,922

13.6

1.8

 

 

¿Que nos dicen estos datos? Si la pobreza y el capital humano se transmiten entre generaciones, dada la distribución del ingreso y la educación de los hogares entre los niños de hoy,  y las diferencias entre las tasa de natalidad en los estratos superiores e inferiores de la distribución del ingreso, la Argentina de mañana va a ser más pobre que la de hoy. Como las habilidades cognitivas están fuertemente influenciadas por la educación y el ingreso de los padres, es altamente probable que el capital humano de la Argentina empeore. Esto probablemente desincentive la acumulación de capital ya que este factor de producción es complementario con el capital humano y deteriore la calidad de nuestra democracia.

¿Se puede hacer algo para revertir esta tendencia? La respuesta es que probablemente sí, pero hacerlo requerirá una gran intervención pública en la educación de los jóvenes de hoy. Esta intervención va mucho más allá de los recursos asignados a la educación (Educación en América Latina: más gasto, ¿mismos resultados?). Como dice la nota de Sami Berlinski del 30 de enero último, Que sucede dentro de las escuelas exitosas, probablemente tengamos que cambiar la forma en que se gerencia la educación. Brindarles a los niños que nacieron en hogares desfavorecidos una educación de calidad es uno de los problemas más importantes que enfrenta el país. Profundizar el estudio y el debate público sobre el mismo es prioritario.



[i] Porcentaje de la población menor a 5 años, según el quintil del ingreso per cápita (Fuente: EPH 2010Q2, 2012Q2).

[ii] Ingreso per cápita anual familiar promedio, en pesos corrientes (Fuente: EPH 2010Q2, 2012Q2).

[iii] Años de educación formal promedio de la población adulta (25-65) por quintiles de ingreso equivalente (Fuente: SEDLAC 2010-II y 2011-I).

[iv] Cantidad de hijos por hogar, según el quintil del ingreso per cápita (Fuente: EPH 2010Q2, 2012Q2).