Cristina, Moyano y el impuesto a las ganancias

by Andrés Neumeyer on 27 junio, 2012 · 17 comments

Moyano encabeza paro y movilización contra el impuesto a las ganancias y el tope en asignaciones

De Cristina para Moyano: “El 81% no paga el Impuesto a las Ganancias”

En esta, estoy con la Presidente en el fondo de la cuestión, aunque no en las formasy les voy a explicar porque.

El impuesto a las ganancias (cuarta categoría) lo pagan los empleados en relación de dependencia. El impuesto es progresivo en el sentido de que los que mas ganan mas pagan. La fuente de la disputa entre la Confederación General del Trabajo (CGT) y la presidente es que, debido a la inflación y al atraso en el ajuste de los umbrales con los que se calcula el impuesto, cada vez mas gente paga el impuesto y los que lo pagan, pagan mas.  La presidente dice que esta bien que más gente pague y que los que pagan son los que mas tienen y Moyano dice que es un impuesto a los trabajadores y que “Cristina no tiene noción del valor de la plata” y que “Emparejar para abajo no es de un gobierno peronista”.

Para entender mejor el conflicto es útil entender como se calcula el impuesto. A la ganancia bruta de una empleada se le descuenta una serie de gastos para llegar al ganancia neta. (ver detalle).  Para calcular la ganancia sujeta al impuesto, a esta ganancia neta se le restan una serie de conceptos detallados en la tabla siguiente

+ GANANCIA NETA
- Ganancia No Imponible: $ 12.960
- Deducción Especial : $62,208
- Cargas de Familia: $14.400 (conyuge), $7.200 (hijos) y $5,400 (otras cargas)
GANANCIA  NETA SUJETA A  IMPUESTO

Y finalmente el impuesto se calcula usando los umbrales de la siguiente tabla.

Tabla con Rangos de Ganancias

La demanda de la CGT es aumentar estas deducciones argumentando correctamente que la inflación hace que cada vez pague mas gente. Esto ocurre porque los salarios nominales suben con la inflación y la ganancia no imponible y la deducción especial no se ajustan. También ocurre que como los umbrales de la última tabla no se ajustan hay cada vez mas trabajadores que están sujetos a una  tasa marginal del impuesto mas alta.

La tasa media pagada por una trabajadora soltera en relación de dependencia esta representada en el siguiente gráfico

Impuesto a las ganancias en función del ingreso bruto mensual Impuesto a las ganancias en función del ingreso bruto mensual

La figura muestra el sueldo bruto mensual en el eje horizontal y la tasa media del impuesto (impuesto pagado/sueldo bruto) n el eje vertical. Las líneas rojas son los umbrales a los cuales la tasa marginal del impuesto cambia. La inflación hace que los sueldos se desplacen hacia la derecha del gráfico aumentando las tasas medias y marginales.

Ahora que entendemos el impuesto veamos quien lo paga.  Para ello tomamos cada una de las categorías de impuesto marginal y el ingreso total familiar de una persona soltera sin hijos o de una familia tipo con una trabajadora que mantiene a su cónyuge y dos hijos y lo comparamos con la distribución del ingreso hace un año.

Las primeras dos columnas muestran el percentil mínimo del ingreso total familiar a partir del cual se entra en cada una de las categorías. Vemos que una persona soltera paga impuesto a las ganancias a partir del percentil 63, lo cual implica que un 63% de la fuerza de trabajo no pagaba impuesto a las ganancias hace un año. Las personas con un cónyuge y dos hijos pagan impuesto a las ganancias a partir del percentil 79.  La tasa máxima se aplicaba hace un año a solo el 3% o 4% de la población según el caso.

El resto de las columnas muestran el impacto de la inflación sobre la incidencia del impuesto a las ganancias. Con aumentos de salarios del 25% desde el año pasado, sin cambiar las deducciones y los umbrales de las categorías, los solteros pagan el impuesto a partir del percentil 52 y la familia tipo definida arriba a partir del percentil 69. Es decir, un 10% de la fuerza de trabajo que no pagaba el impuesto ahora lo pagaría suponiendo que todos tuvieron un aumento salarial del 25%.

Mínimo Percentil del Ingreso Total Familiar  a partir del cual un asalariado paga el Impuesto a las Ganancias
Distintos aumentos simulados en el Ingreso Total Famliar (ITF)

Impuesto a las Ganancias

ITF

ITF (+ 15%)

Impuesto Marginal

Familia Tipo

Individuo

 

Familia Tipo

Individuo

9%

79

63

73

56

14%

83

70

77

63

19%

85

75

81

69

23%

88

80

84

74

27%

93

88

90

84

31%

96

93

94

90

35%

97

96

96

94

Impuesto a las Ganancias

ITF (+20%)

ITF (+ 25%)

Impuesto Marginal

Familia Tipo

Individuo

 

Familia Tipo

Individuo

9%

71

54

69

52

14%

76

61

74

58

19%

79

66

77

64

23%

82

71

81

70

27%

89

83

88

81

31%

93

89

92

88

35%

96

93

95

93

Fuente:  EPH 1er semestre 2011, CEDLAS y AFIP.
*Familia tipo corresponde a una pareja y dos hijos ,Individuo corresponde a un adulto soltero y sin hijos

Esta tabla explica el enojo social con la trepada del impuesto.

La cuestión de fondo es quien debe pagar el impuesto a las ganancias. Yo apoyo el hecho que la mitad de los trabajadores mas pudientes paguen el impuesto a tasas que crecen junto al ingreso como las del gráfico que muestra el impuesto como función del ingreso bruto mensual. Este es el sentido en el cual defiendo a la presidente.

Habiendo dicho esto, es necesario legitimar este gasto. Los argentinos ahora tienen una de las máximas presiones fiscales de la historia con un nivel de gasto e impuestos que ronda el 38% del PIB. A pesar de ello los jubilados no reciben los fondos que se les debe y los trenes y los caminos argentinos son una ruleta rusa, como bien los saben gendarmes viajando en micro o pasajeros que van a la estación once. El estado nos debe a los contribuyentes un mejor uso de nuestros recursos.

En cuanto a las formas, el contrato social que suscribimos todos los argentinos y argentinas, plasmado en nuestra constitución, es que los impuestos son debatidos y aprobados por el congreso.  En este caso el poder ejecutivo esta imponiéndole a la sociedad el impuesto inflacionario y el aumento del impuesto a las ganancias a la sociedad sin pasar por el congreso, lo cual es una violación de los principios constitucionales argentinos.

 

Agradezco a Guillermo Cruces y Margarita Machelett por comentarios y asistencia con los cálculos del impuesto.

{ 17 comments… read them below or add one }

ayjblog junio 27, 2012 a las 7:33 pm

Es notable que gente que se supone analiza todos los datos, y disfraza criticas en nombre de la progresividad, no entienda, no mencione y no diga, aunque sea implicitamente, que cuando un impuesto tiene exentos por diversas causas deja de ser impuesto para transformarse en gabela, con lo cual se invalida todo analisis posterior
por ejemplo
los judiciales no pagan
parte de estatales no pagan via exencion dedicacion funcional
la afip difiere a sus empleados el descuento hastal la suba del MNI
y, deben existir muchisimos mas huecos.

no importa si el impacto es nimio, no es igualitario (y no me digan que la Corte dice en identicas circunstancias, todos trabajamos para vivir)

pero, realmente notable que no digan absolutamente nada, y, en ese sentido, me sorprende

Responder

Andrés Neumeyer junio 28, 2012 a las 11:58 pm

Ayjblog, gracias por el comentario. El punto de la nota es explicar como funciona el impuesto a las ganancias y el impacto de la inflación sobre el mismo ya que ese es el tema del momento.

Como vos decis, hay excenciones que uno puede criticar, como por ejemplo que se beneficia a la gente que se endeuda para comprar una casa en detrimento de los que alquilan y los que ahorran antes de comprar la casa. Tus ejemplos del poder judicial me preocupan menos ya que en el caso de los empleados publicos lo que el gobierno paga con una mano lo saca con la otra. Es exactamente igual que cobren impuestos o cambien el sueldo.

Responder

Santiago julio 14, 2013 a las 2:02 am

Gabela e impuesto son sinónimos. Con respecto a los miembros de la corte, se intentó hacer algo, ahí están los resultados. En todos los países del mundo hay excepciones de todo tipo para el pago de ciertos impuestos, eso no es novedad. Y eso de que no se dice nada sobre la corte, es una falacia.

Responder

Ivan junio 28, 2012 a las 10:16 am

Andy

Sobre tu ultimo comentario de las formas, me parece interesante que en EEUU ocurre algo parecido con el Alternative Minimum Tax (AMT).

El impuesto a las ganancias (al ingreso, como se llama en EEUU) tiene varias deducciones y cláusulas. Pero hay otro impuesto mínimo, el AMT, que es más simple y que se votó originalmente para que afectara a 155 personas nada más!

La idea es la siguiente: todos tienen que pagar el máximo de los dos impuestos. Con esto se buscaba evitar que aquellos con deducciones creativas se escaparan del fisco.

Originalmente lo pagaban pocos, aquellos arriba de cierto ingreso, o con cierto rango intermedio.

Pero porque la deducción no esta ajustado por inflación (moderada en EEUU, pero se acumula a lo largo de los años) y porque el congreso bajo otros impuestos, cada vez mas personas que tienen que pagar el AMT. Ver la entrada de wiki acá:
http://en.wikipedia.org/wiki/Alternative_Minimum_Tax#Growth_of_the_AMT

Seguramente hay muchas diferencias, pero es interesante el paralelo.

-Ivan

Responder

Andrés Neumeyer junio 28, 2012 a las 11:46 pm

Ivan, gracias por el comentario. Es interesante el paralelo y ver como los políticos que por ahi quieren subir ciertos impuestos sin levantar la mano en público votando por ellos las aumentan por estos mecanismos a través de la “inacción”.

Responder

Sebastian Galiani junio 28, 2012 a las 11:36 am

Andy, también creo que una mayor proporción de individuos debería pagar, en forma progresiva, el impuesto a las ganancias (http://focoeconomico.org/2012/05/11/impuestos-progresivos-y-equidad-distributiva/), y que el gasto público debe ser no solo más eficiente, sino también más progresivo. Te digo más, para ayudar a reducir la informalidad, y el clientelismo político, habría que evaluar si es factible transformar transferencias de ingresos en impuestos a las ganancias negativos (incorporando así a las familias de ingresos más bajos al sistema tributario).

Sin embargo, está claro que las tasas medias y marginales del impuesto a los ingresos no deben ser determinados endógenamente por la tasa de inflación, sino que deben ser el resultado de un consenso político plasmado en las leyes; y probablemente, tampoco puedan cambiar bruscamente de un año a otro. Por ello, como norma, creo que estas tasas impositivas deberían ajustarse regularmente a la inflación pasada. Ahora bien, ¿Por qué tasa de inflación? Está claro que el INDEK MIENTE. Mientras esto sea así, el congreso deberá fijar las mismas regularmente.

A pesar de esto, no estoy seguro si comparto tu comentario sobre las formas en las que se estaría dando el cambio en las tasas impositivas. Es el congreso quien debe ajustar esas tasas impositivas. Si este no lo hace, ¿no está acaso diciendo que está de acuerdo con los cambios que se dan en las mismas como resultado del proceso inflacionario?

Por último, estoy seguro que no estoy de acuerdo con las formas de Moyano para proseguir sus reclamos políticos.

Responder

Andrés Neumeyer junio 29, 2012 a las 12:02 am

El problema es que el congreso debería ser mas honesto con la sociedad y decir que este es el sistema que quiere, y después explicar a la sociedad porque los servicios públicos son tan malos y las jubiliaciones no se pagan.

Responder

Santiago julio 14, 2013 a las 2:04 am

¿Las jubilaciones no se pagan ahora? Ay dió…

Responder

noemi junio 29, 2012 a las 8:46 am

Con este impuesto que es un robo al pobre, el gobierno nos pide ser solidario,pero solidario con quien…,con los que cobran asignaciones por hijo?,enfrentando a pobres contra pobres mientras el gobierno sospechado de corrupcion se sirve de los votos de estas personas.

Responder

Andrés Neumeyer junio 29, 2012 a las 11:20 am

Noemi, si miras los datos del cuadro, verás que es un impuesto a los que tienen ingresos mas altos en el país

Responder

alejandro junio 29, 2012 a las 12:35 pm

De acuerdo Andres, pero el achatamiento del mínimo y el congelamiento de de la escala incluye cada vez gente con menores ingresos reales.
Fijate que paradoja la Tabla de Machinea agregaba progresividad, ya que las deducciones se reducían a mayores ingresos; y si analizamos los últimos años podríamos decir que se eliminó la tablita reduciendo el impuesto a los mayores ingresos y se compensó esta reducción incluyendo contribuyentes de menores ingresos. ¿No parece contradictorio con la progresividad del impuesto?

Responder

Santiago julio 14, 2013 a las 2:04 am

El impuesto lo pagan los de mayor ingreso, Noemí. Apagá el teleteatro.

Responder

alejandro junio 29, 2012 a las 9:06 am

Andres, yo creo que no se puede separar el impuesto a las ganancias con el sistema de asignaciones familiares (AF).
Digo esto, porque si para las AF no reconocen carga de familia a quienes tienen salarios de más de 5200; entonces ¿No es contradictorio que IIGG reconozca esa carga para ingresos superiores? Además si ambos conyuges tributan IIGG la carga se reconoce a ambos y la AF la percibe sólo uno. Y lo que es más grave es que la carga de familia en AG es ¿Progresiva? se reconoce más a ingresos menores, pero en el IIGG pasa lo contrario ya que la reducción impositiva (aumento del ingreso disponible) aumenta a medida que aumenta la alícuota marginal producto de mayor ingreso.
Por último, tomando lo que dice Sebastian sobre la necesidad de actualizar los tramos y las deducciones la ley establece esa actualización; pero una interpretación, a mi criterio equivocada; de la clausula de no indexación de la convertibilidad hace que no se actualice.
La LC dice que no se pueden aplicar indexaciones que POTENCIEN deudas o impuestos, es decir que no se puede indexar el monto determinado pero en este caso la actualización es sobre la estructura y no sobre el monto por lo que no veo imposibilidad de hacerlo.

Responder

Manu Oquendo junio 30, 2012 a las 6:23 pm

En general hasta hace tres años incluso los ministros de finanzas de la socialdemocracia parecían propugnar un tramo (%) único para todas las rentas con muy pocas desgravaciones y éstas sólo para salarios y rendimientos muy bajos. El ex Ministro de Zapatero, Sebastián apadrinó la idea durante la primera legiuslatura (2004/2008)
Leeré el artículo un par de veces para familiarizarme con sus tipos y si me es posible comentaré más en detalle porque este tipo de impuestos parece banal pero tiene enormes externalidades en incentivos a lo largo de los años.
Por lo que he visto el suyo no es muy exagerado. Mucha gente lo firmaría por estos lares.

Tengo una pregunta off-subjet.
Acaban de editar en Madrid el libro de Kicillof “Volver a Keynes”. ¿Alguno de Vds. querría comentar algo?

Muchas gracias.

Responder

Un contribuyente harto de ser expoliado junio 30, 2012 a las 6:28 pm

Estimado,

Comparto plenamente que la inflación es un impuesto inconstitucional, y no sólo porque no es votado por el Congreso, sino porque es profundamente desigual (no es neutral), siendo sus beneficiarios los privilegiados que acceden a la expansión crediticia del BCRA, y los contribuyentes los últimos.

Sin embargo, en tu análisis económico hay algo CENTRAL que dejás fuera, y es el crecimiento económico que los impuestos a la renta, y especialmente cuando son progresivos, IMPIDEN.

En efecto, al gravar la ganancia, el impuesto:
1. Impide o disminuye el AHORRO de las personas.
2. Al impedir/disminuir el ahorro, impide o disminuye la INVERSIÓN genuina.
3. Al impedir/disminuir la inversión genuina, impide o disminuye la CAPITALIZACIÓN de la sociedad (creación de bienes de capital).
4. Al impedir/disminuir la capitalización de la sociedad, impide o disminuye el CRECIMIENTO DE LOS SALARIOS EN TÉRMINOS REALES (a mayor cantidad de bienes de capital, menor utilidad marginal de los mismos y más demanda de trabajo).

En consecuencia, a mayor gravamen sobre las ganancias, menor es la disminución de la POBREZA que de otro modo el mercado habría logrado.

No es respuesta a esto decir que lo recaudado por el Estado se “invierte”, pues no es así: se “consume”, lo que es distinto. El Estado no crea bienes de capital genuinos, sólo gasta, y la mayoría de las veces en emprendimientos ineficientes y no queridos por el mercado (de otro modo, habrían existido).

Se podrá objetar que reducir lo recaudado por el Estado exigiría reducir el gasto público, o financiarlo de otra forma. Y así es.

Es más, pienso que el impuesto a las ganancias debería ser DEROGADO, pues el Congreso no tiene facultad para establecerlo de forma permanente (art. 75, inc. 2, CN), y está vigente desde 1932. La tragedia fue establecer gastos permanentes para ingresos que debían ser contingentes… lo que los llevó a ser permanentes de forma inconstitucional.

Saludos,

Responder

Manu Oquendo julio 1, 2012 a las 2:59 am

Las cargas impositivas se han convertido en el mayor coste de nuestros productos y servicios. En ellos comienzan y terminan todos los impuestos.
Este impuesto sobre la Renta o las Ganancias es uno de los principales y se constituye en un elemento de control orwelliano sobre la ciudadanía.

Cualquier pretensión de competitividad viene lastrada por el hecho de que si hacemos el “despiece” del precio de cada producto o servicio el “Contenido Fiscal” ya supera ampliamente el 50% al menos en Europa. Lo normal es que exceda el 60%.

Con el agravante de que esta “porción creciente de nuestros costes” nunca pasa por un ejercicio de mejora de productividad económica. Siempre crece.

Por lo tanto el empresario inteligente se ve abocado a huir de actividades competitivas y duras como la industria para centrarse en puro Rent Seeking, Extractivas, Especulativas o Simbiosis con el estado.

Así nos encontramos con Bolsas de Valores como el IBEX35 plagado de compañías que realmente lo que hacen es prestar un Servicio Público (Banca, electricidad, monopolios fiscales, Espectros radioeléctricos o derechos demaniales (uso de espacio público con reversión), Outsourcers de Autopistas y peajes, Infraestructuras públicas y hospitalarias, residencias de ancianos que paga el estado, etc).

De esta bolsa, todas menos dos o tres compañías dependen estratégicamente del estado y constituyen de hecho un Gran Shadow Public Sector que por ende encarece el producto o servicio que prestan.

No hay productividad privada que compense la creación de “Valor para el accionista” más el IVA correspondiente (por un servicio público) o el poder destructivo que adquieren estas entidades en alineación perfecta con quienes controlan el estado. Todo ello en un círculo vicioso pesa sobre la economía que de verdad ha de competir.

Estoy a favor de la actividad privada y de la pública pero estas simbiosis parasitarias son tremendamente peligrosas.

Por otro lado, si una comunidad tiene gastos y activos y pasivos públicos hemos de tener una forma racional y coherente de sufragarlos. Una que en lo posible genere incentivos positivos y ayude en la competitividad de la propia sociedad en vez de lo contrario.

Si esta comunidad está compuesta no de siervos o de súbditos sino de soberanos iguales en derechos y obligaciones también debiera existir una posición semejante en deberes contributivos.

Evidentemente esto reduce mucho las posibilidades del poder para quitar a unos para dar a otros, usar la envidia y la división demagógica como forma de gobernar y conseguir votos pero instaura una mejor corresponsabilidad y una significativa limitación de los incentivos para convertirse en “free riders” y “rent seekers”. Dos fenómenos estos que son el mayor cáncer que corroe nuestras sociedades convertidas en una mina de oro para estas gentes.

No hacerlo de este modo, contribuciones iguales y en algún caso proporcionales, tiene externalidades graves desde la perspectiva social que sólo benefician al poder y niegan por un lado la cohesión social, la unión de los ciudadanos, y por otro la pretensión de igualdad.

La función redistributiva, en el fondo, es una forma de colocar a la ciudadanía en una posición servil, irresponsable y con profunda división interna que el poder usa para afianzarse y progresivamente alienar los papeles ciudadanos y la representación política.

Esto no quiere decir, en absoluto, que los individuos y las sociedades no puedan tener servicios comunes para desvalidos. Evidentemente que debe haberlos, pero su provisión, al ser un derecho constitucional, no puede ser parte de la competición política.

Si la imposición se hiciera por rentas anuales (algo que puede ser cuestionado como hace algún comentarista) la asignación de ingresos debiera ser la resultante de dividirlos por el número de miembros de la unidad familiar y no por titular formal del rendimiento.

No hacerlo de este modo instaura, año tras año, generación tras generación, poderosos desincentivos a la natalidad y resulta invariablemente en países incapaces de mantener siquiera una mínima tasa reproductiva. Inevitable tras el castigo.

La forma actual de este impuesto ha funcionado como una bomba de profundidad en contra del tamaño de las familias con gravísimo efecto (constantemente recordado por sus promotores) sobre la sostenibilidad de pensiones.

En efecto, es profundamente hipócrita que se usen ahora las pirámides de edad como argumento para desmontar sistemas de pensiones –que cada contribuyente ha pagado religiosamente– cuando ha sido el propio estado quien ha creado dicha situación a través del mecanismo de la imputación de rentas por perceptor formal en vez de por reparto a cada miembro de la unidad familiar.

Un breve ejercicio de papel y lápiz comparando “singles” con familias (independientemente de correcciones por desgravaciones por hijo) muestra que lo racional económicamente es no tener hijos o el mínimo posible saber en qué consiste la maternidad o la paternidad. Tenemos lo que hemos ido labrando.

Hay más temas importantes (el moral, por ejemplo).
Pero creo que me he alargado un poco más de la cuenta.
Es hora de que la fiscalidad pase por una revisión muy a fondo, de carácter estructural y estratégico, porque los mantras no revisados pronto se hacen metástasis.

Buenos días.

Responder

Santiago julio 14, 2013 a las 2:06 am

A todo esto sólo se puede decir: oh my God! So much English is so amusing! Te faltó cerrar con un “have a good day”.

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: