¿Dónde están los técnicos de la Alianza?

Freirina

Agrosuper merecía una sanción ejemplar por contaminar los alrededores de la planta de Freirina y por hacer caso omiso a las reiteradas advertencias y multas cursadas por la autoridad. De eso no cabe duda. Pero Agrosuper también merecía que la sanción fuera proporcional a las faltas cometidas y clausurar la planta en forma indefinida, retirando el permiso para ejercer su giro, me parece desproporcionado.

¿No hubiese sido más razonable exigir el cumplimiento estricto de normas medioambientales y el pago de una multa ejemplar, evitando así la pérdida de cientos de fuentes de trabajo y de una inversión de cientos de millones de dólares?

Es importante tener un gobierno con principios claros cuando enfrenta las movilizaciones sociales. Por muy justas que éstas sean, un buen gobierno no debe sobrereaccionar como lo ha hecho, una y otra vez, el actual gobierno.

¿Qué hubiese sucedido con una situación similar en un gobierno de la Concertación? Los líderes de opinión cercanos a la Alianza habrían reclamado porque no se estaba protegiendo debidamente el derecho de propiedad, afirmando que esto reducía seriamente el atractivo de
invertir en Chile. El silencio que han guardado cuando esto sucede en un gobierno que les es cercano es preocupante.

Chacao

Dejaré que los sicoanalistas expliquen por qué, desde siempre,  los presidentes hombres se obsesionan con dejar como legado obras faraónicas. El puente sobre el Chacao no es más que la manifestación más reciente de este fenómeno ancestral. Reflotado por el Presidente
Piñera en su discurso del 21 de mayo, llama la atención la falta de seriedad con que el gobierno ha abordado el tema y el silencio de la inmensa mayoría de los economistas cercanos a la Alianza.

Durante su campaña, Sebastián Piñera prometió una “nueva forma de gobernar”, donde el gobierno sería más serio y cuidadoso con la utilización de los fondos públicos. Hacer una inversión cercana a los mi millones de dólares, sin exhibir una evaluación social que la justifique, no es serio ni cuidadoso. ¿Dónde está la evaluación social que justifica iniciar este proyecto ahora? ¿Por qué se mantiene en secreto?

La poca información disponible sugiere que, en el mejor de los casos, la construcción del puente sobre el Chacao se justificará pasado el año 2030. Se trata, entonces, de cientos de millones de dólares, financiados por todos los chilenos, que podrían destinarse a iniciativas mucho más importantes y urgentes.

Bono

En su mensaje del 21 de mayo, el Presidente Piñera anunció un bono de 40 mil pesos que beneficiará a una de cada dos familias chilenas. Este “Bono Solidario de Alimentos” costara 200 millones de dolares y tiene por objeto, según el presidente, compensar, de manera
retroactiva, el alto precio de los alimentos de fines del año pasado.

No deja de ser curiosa la justificación de este bono. ¿Por qué no se otorgó cuando el precio de los alimentos estaba alto y se hace sólo ahora, cuando dichos precios vienen cayendo?

Los mismos líderes de opinión cercanos a la Alianza que criticaron los bonos que entregó el gobierno de Bachelet durante el año en que Chile estaba en recesión, producto de la crisis financiera internacional, nada han dicho sobre el “bono sorpresa” del gobierno actual.

Quienes afirmaron que las políticas sociales de los gobiernos de la Concertación fueron responsables del incremento de la pobreza durante el 2009, a sabiendas que la explicación estuvo en el aumento de los precios de los alimentos aquel año, ahora no dicen nada respecto
de esta “nueva forma” de hacer política social.

Productividad

Cuando asumió el gobierno de la Alianza, mi principal esperanza era que hiciera varias de las reformas de productividad que quedaron pendientes, o no se pudieron hacer, durante los gobiernos de la Concertación.

Poco o nada de eso ha sucedido. El primer ministro de economía del actual gobierno no pudo avanzar con las reformas de productividad más importantes que se propuso, porque no tuvo el apoyo político necesario para llevarlas adelante. Su sucesor está más preocupado
de potenciar su opción presidencial que de mejorar la productividad. En el área laboral, donde también había oportunidades importantes para avanzar en materia de productividad, es poco o nada lo que se ha hecho.

Confirmando lo anterior, Chile cayó en el ranking de competitividad del IMD que se publicó esta semana, del lugar 25 al 28, de un total de 55 países. ¿Dónde están las voces de los técnicos Tantauco criticando la falta de avances en materia de productividad?

Sólo el poder

“Quiere decir que sólo estamos luchando por el poder” afirma el coronel Aureliano Buendía, en Cien Años de Soledad, luego de leer un documento donde políticos cercanos le piden abandonar las principales reivindicaciones que han justificado dos largas décadas de guerra
civil. Cuando uno de sus asesores lo conmina a no aceptar estas condiciones, el coronel vuelve a insistir: “lo importante es que desde este momento sólo luchamos por el poder.”

Los intelectuales públicos deben preocuparse de mantener un alto grado de seriedad y consistencia en sus opiniones. Lo que criticaron en un gobierno de distinto signo deben criticarlo en un gobierno que les es cercano. En caso contrario pierden credibilidad y, tal como lo intuyó el célebre personaje de García Márquez, terminan siendo parte de una trama en que la honestidad y coherencia intelectuales sucumben al objetivo de mantenerse en el poder.

Tags:

Deja un comentario