Un primer análisis de los frenos del tren que chocó en la estación once

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

El miercoles 22 de febrero pasado un tren sin frenos choco contra el paragolpe hidraulico en la estación terminal de once, dejando un saldo de 51 muertos y mas de 700 heridos. Este “accidente”no es sorprendente para los especialistas en el tema de transporte e infraestructura. Es el resultado de un sistema de incentivos perverso en el cual no se respetan los derechos de los usuarios, especialmente su derecho a la vida. Este domingo le hemos pedido a dos expertos que escriban unas líneas sobre su visión del sistema de transporte. En las próximas semanas agregaremos mas notas sobre el tema.

Santiago Urbiztondo, un colaborador regular de FE,  tiene un doctorado de la Universidad de Illinois y es economista jefe de FIEL. Es un especialista en temas de regulación de servicios públicos. Nicolas Grosman tiene una maestria en economía de la UTDT y actualmente se encuentra estudiando en la Escuela de Gobierno de la Universidad de Harvard. Antes de partir a EEUU esudió durante un año el sistema de transporte Argentino en la Fundación Pensar.

Crónica de una tragedia anunciada, por Nicolas Grosman.

Una reflexión económica sobre la Tragedia de la Estación Once, por Santiago Urbiztondo

6 Comments

  1. Sebastian Galiani says:

    lanacion.com.arlanacion.com.arInteresante ambas entradas. Claramente, los incentivos actuales son perversos. Pero, ¿Por qué? Morales Sola, en su columna de hoy dice que hay muchísima corrupción atrás de los subsidios a estas empresas, lo cual no me sorprende (http://www.lanacion.com.ar/1451718-cont-la-tragedia-y-la-corrupcion-viajan-juntas).

    Años atrás, cuando fueron por este esquema de tarifas atrasadas y subsidios se decía que querían direccionar las inversiones de las empresas de servicios públicos pues allí estaba la “caja”. Parecería entonces que a medida que los subsidios fueron creciendo substancialmente, no hizo más falta invertir para hacer “caja”.

    Muchas empresas extranjeras debieron abandonar sus negocios en Argentina debido a estas prácticas corruptas pues, como sabemos, en estas, algunos empresarios locales tienen ventaja comparativa.

    • Nicolas Grosman says:

      Cuando uno mira la combinación “caja enorme” + “falta total de transparencia” es muy fácil pensar en corrupción. Seguro que algo hay, pero yo creo que la plata de los subsidios en si no constituye directamente una gran fuente de robo. Al menos no en trenes y subtes (en colectivos te diría que si). Basicamente porque no dan los números (ni sumando tarifa de boleto mas subsidio te cubre el retorno para invertir). Seguro que igual algo de leakage hay (porque el servicio observado parece peor que lo que prediciria la tarifa). Lo que si me parece que la estructura en general de los subsidios funciona como un free pass para que se robe mucho en otras cosas. La plata grande que se mueve esta en obra civil, y ahí las concesionarias también juegan. Ahí es donde mas que recuperan lo que pierden en servicio de hecho ( y también en colectivos, por ejemplo Cirigliano con Plaza). O sea, yo creo que la caja de los subsidios por un lado da incentivos muy malos y por el otro potencia la discrecionalidad en el manejo de otros fondos.

      • Nicolás, no me cierra tu argumento sobre la corrupción. Por un lado, vos mismo decís que si bien los costos no darían para que hubiese retornos, como pueden ajustar la calidad, si podría haberlos. Pero ese es justamente el punto! Por otro lado, me cuesta creer que exista un régimen corrupto para colectivos y otro, honesto, para trenes.

        • Nicolas Grosman says:

          Lo que estoy diciendo es: puede haber “algo” de corrupción (por eso hay algun misalignment entre el servicio que observas y el que debería haber), pero la caja grande de la que se agarra mas esta en obra. en colectivo es MUY diferente: primero porque no hay obra grande de la que manotear. segundo porque la forma en que se liquidan subsidios es distinta. el peso de pasajeros y la forma en que se miden (declaración jurada) hace que las firmas se lleven mas plata (tarifa privada mas subsidio) que la tarifa que cubre inversión.

  2. ¿Con la implementacion de la tarjeta SUBE se solucionan los problemas de la medicion de cantidad de pasajeros y la liquidacion de subsidios?

Deja un comentario