Cumplimos con las metas de inflación del 2011! Cuales son las del 2012?

FacebookGoogle+TwitterPrintFriendlyEmailWhatsApp

Hace un año escribí un pequeño párrafo en el que sostuve que la meta de inflación implícita en el programa monetario de 2011 era del 25%. (ver nota del 10/1/11 aquí). La inflación realizada fue del 23.5% por lo que podemos decir que el BCRA cumplió con su meta de inflación implicita para el 2011. En esta nota voy a analizar la lógica subyacente a mi predicción del año pasado y preguntarme cual es la meta de inflación implícita para 2012.

Muchos países, incluyendo a EEUU desde la semana pasada, elaboran sus programas monetarios en torno de metas de inflación. Argentina no lo hizo y anuncia un programa monetario en vez, que es un plan de cuánto van a crecer los agregados monetarios. Las dos maneras de implementar la política monetaria son parecidas si la demanda de dinero es estable. En este caso, usando la teoría cuantitativa del dinero se puede inferir cuál es la meta de inflación implícita en la política monetaria.

La lógica de la nota de enero del año pasado, que sostenía que la meta de inflación implicita del BCRA era del 25% para 2011, estaba basada en la teoría cuantitativa del dinero y en el hecho que el BCRA tenía una meta de expansión de la cantidad de dinero (M1) del 30% y yo pensaba que las tasas de interés iban a permanecer constantes y el crecimiento del producto iba a ser del 5%.

Los números de verdad fueron un crecimiento de la cantidad de dinero (M1) de 29.5%, crecimiento del producto de 6.8% y un crecimiento de la tasa de interés sobre depósitos a plazo fijo a 30 días del 41% (9.35% a 13.26%). La tasa de inflación fue del 23.5%.  Todos los datos vienen de EconViews.

Veamos si la teoría cuantitativa es consistente con estos datos. La ecuación de la teoría cuantitativa del dinero, M/P = m(i) y, donde M es la cantidad de dinero (M1), P es el nivel de precios, m(i) es la inversa de la velocidad del dinero e y es el producto. La formula implica que la inflación es igual a  Δ% M – Δ% y – ε Δ% i, donde Δ% x es el cambio porcentual en x y ε es la elasticidad de la demanda de dinero con respecto a la tasa de interés. Si usamos las semi-elasticidades de la demanda de dinero estimadas por Kiguel-Neumeyer (1995) como guía para darle un valor numérico a ε, la teoría predice una inflación que está entre el 24.5% y el 26.3%.  Estos números son un gran éxito para la teoría cuantitativa!1

¿Cual es la meta de inflación implícita en el programa monetario de 2012?  Suponiendo tasas de interés constantes y el crecimiento estimado por el BCRA del 6% (± 1.5%), la meta de inflación implícita en el programa monetario es del 20% (± 1.5%) anual.

Referencias

Miguel A. Kiguel and Pablo Andres Neumeyer, Seigniorage and Inflation: The Case of Argentina, Journal of Money, Credit and Banking, Vol. 27, No. 3 (Aug., 1995), pp. 672-682

Robert E Lucas Jr y Juan Pablo Nicolini en “On theStability of the Money Demand”, working paper, 2011

1  Si usamos la elasticidad de 0.3 estimada por Robert E Lucas Jr y Juan Pablo Nicolini en “On theStability of the Money Demand”  usando otra especificación de la demanda de dinero la inflación que predice la teoría cuantitativa es de 35%.  Queda para otra oportunidad ahondar en el tema de la mejor especificación funcional de la demanda de dinero.

2 Comments

  1. Un 20% (± 1.5%) de inflación anual está acorde con el ajuste salarial que el gobierno pretende instalar, más aún si uno considera que generalmente en las negociaciones no comienza proponiendo el número buscado sino un poco menos, para tener margen a negociar…

    Me pregunto cómo harán jugar esta inflación implícita respecto a a) el tipo de cambio, ya que una devaluación del 20% para mantener la competitividad podría resultar en una fuerte presión para el nivel dep recios, y b) un ambiente internacional en crisis que nos empuja a desacelerar el crecimiento, en particular para saber si será más fuerte la presión externa a frenar o la presión inflacionaria para sostener nuestro nivel de actividad…

  2. Gracias por los comentarios Luis. Mi impresión es que en el contexto actual debería haber una corrección del tipo de cambio real con una devaluación mas alta que la inflación y que ello no debería ser inflacionario. esta idea esta expresada en una entrada acerca de por qué sube el dólar, aqui. Si la crisis Europea se revierte con la acción del Banco Central Europeo y sigue la bonanza de las términos del intercambio, puede ser que el tipo de cambio real siga apreciado. Juan Pablo tiene una visión algo distinta aqui.

Deja un comentario