LCD caros para todos

En el espiritu de la entradas de Martin Uribe sobre los precios de las computadoras portátiles (ver aqui)  comparando precios en Argentina y otros paises analizamos el plan LCD para todos lanzado hace unos pocos días por la presidente Cristina Fernández de Kirchner.

A partir del 1º de julio estarán disponibles en el mercado los primeros LCD del plan Televisión para Todos. El programa contempla la venta de equipos de 32 pulgadas de alta definición (HD) con decodificadores integrados para acceder a los contenidos audiovisuales de la televisión digital a un precio que no superará los 2700 pesos. La prioridad para acceder a los aparatos, al menos durante una primera etapa, será de los jubilados. La compraventa será realizada por medios de pago electrónico para poder realizar un seguimiento y así evitar que una misma persona acceda a más de un televisor en el marco del plan. La iniciativa que presentó ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner contará con el apoyo de una línea de crédito del Banco Nación, que ofrecerá planes de hasta 60 cuotas. Quien acceda al máximo plazo deberá realizar un desembolso mensual que, según precisaron desde la industria y los centros de comercialización, rondará los 64 pesos.

“Yo soy una Presidenta que no le gusta la Argentina de pocos, me gusta la Argentina de muchos, de todos”, definió CFK luego de presentar la iniciativa como el complemento del programa Fútbol para Todos.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-170592-2011-06-22.html

El plan lanzado por el gobierno consiste en vender LCDs de 32 pulgadas al contado por 660 dolares de EEUU.  También se pueden comprar a 5 años con una tasa fija en pesos de 15% (si suponemos una devaluación del 20% y una tasa en dólares del 5% ) el valor presente neto es de 545 dolares.

En Amazon.com el precio promedio de un televisor similar es de aproximadamente USD380 (Acer  $309, Philips $388, Proscan $364, Haier $396, Sony $448)

Esto ilustra como el proteccionismo lastima a los consumidores. Los beneficiarios del plan (sólo jubilados en una primera etapa) estarían pagando un impuesto promedio implícito a los televisores de un 73% (pagando al contado). El ejemplo de los LCD es valido para las computadoras (como nos mostró Martín Uribe) y también para los autos, ropa, etc.
Si la Argentina fuese una economía abierta al comercio este tipo de planes no serían necesarios y los precios a los que accederíamos a estos bienes serían mas baratos para todos, no solo para los beneficiarios de planes “sociales”.