“Las brujas no existen, pero haberlas, hailas”

La frase es de la abuela de un amigo catalán  Creo que la palabra “hailas”,  no existe para la Academia. Pero para la abuela de mi amigo sí. Uno puede alimentar la sospecha de que la palabra surge de una rara cruza entre el catalán profundo y el castellano aprendido en la escuela. O simplemente descansar sabiendo que la abuela de mi amigo era así.

La frase siempre me gusto, y hoy la traigo a cuento porque voy a reemplazar, en la frase, a las brujas por las conspiraciones.

Soy naturalmente escéptico de la teoría conspirativa de la historia. Pero haberlas, las habrá? Vivimos en un país donde los gobiernos en general, y el actual en particular, prefieren las teorías conspirativas a la autocritica. Esa actitud, en general, me parece deplorable. Pero hoy voy a suponer que hubo un “efecto mediático”, y quiero ver si la lógica económica es consistente con ese supuesto. Les anticipo la respuesta: Si.

Porque hubo escasez de nafta durante las Fiestas? Me pase un rato mirando una nota en un canal de noticias de televisión abierta sobre el tema.  Pude ver muchas entrevistas a gente haciendo colas en las para cargar nafta, la gran mayoría de mal humor, mucha información sobre las distintas estaciones de servicios que ya no despachaban y algunos pronósticos que, sin explicar ni sus fundamentos ni las habilidades de los pronosticadores, presentaban un futuro de escasez. Pero durante la media hora que duró el programa que yo vi, nunca hubo ni un intento de explicar la razón del desabastecimiento.

Ese mismo día entré a la versión on-line de uno de los diarios más conocidos de nuestro país, que tenía un artículo con información muy parecida, pero tampoco hacía ningún intento de explicar las razones del problema.

Pero había, en las dos notas, un “tono” que sugería que era un problema de la “oferta”. Por ejemplo, en la nota de televisión, el periodista, con sorpresa, comentaba que la estación de servicio que estaba cubriendo, había recibido “solo” 90.000 litros de nafta ese día. Nada en la nota permitía saber si ese número era alto o bajo.

No hice una investigación más exhaustiva de las posibles fallas de la “oferta” de combustible. Puede haberlas habido. Pero lo que quiero es mostrar que un efecto puramente de “demanda”, causado por una difusión masiva en los medios, puede generar, por sí solo, problemas de abastecimiento de combustible como los que vimos durante las fiestas. Es lo que en economía llamamos “profecías autocumplidas”.

Hagamos un poco de números. Un auto, en promedio, recorre aproximadamente, unos 20.000 kilómetros anuales. Si suponemos un rendimiento de 14 kilómetros por litro, el consumo anual  promedio aproximado es de 1430 litros. Eso implica una demanda por día, de casi 4 litros. Estoy usando promedios diarios, seguramente para las fiestas ese consumo aumente, pero para el argumento que quiero hacer no modifica demasiado las cosas.

Imaginemos también que, en promedio, cada auto llena el tanque cuando le quedan 5 litros (este supuesto es más controversial, se parece a lo que hacemos en casa, si les parece alto o bajo, hagan las cuentas con el que a ustedes les guste). Si el tanque tiene una capacidad de 40 litros esto equivale, en promedio, a llenar el tanque cuando la flecha esta justo en la mitad entre un cuarto y vacio.

Que sucede si todos vemos por los medios que va a faltar nafta? Esperamos a que nos quede tan poca nafta para volver a cargar? No, claro. Todos aumentamos nuestro “inventario” de nafta. Una amiga me conto que vio a gente llenar el tanque y luego cargar bidones. Que sucede cuando, sin bajar el consumo diario, todos queremos aumentar nuestros “inventarios” de nafta? Aumenta la demanda . Como consecuencia, si no hay un aumento correspondiente en la oferta en un mercado que tiene el precio controlado, habrá escasez.

Puede el efecto ser grande? Si, por eso los aburrí con los números en los párrafos anteriores. Imaginemos que de repente, dada la “crisis” que se avecina, todos llenamos el tanque cuando lo tenemos por la mitad. Dado mi supuesto de que un tanque contiene 40 litros, eso implica que nuestro inventario deseado de nafta sube de 5 a 20 litros. Pero recuerden que, en promedio, nuestra demanda diaria promedio es de 4 litros. Eso quiere decir, que el efecto de las “noticias” es equivalente a duplicar nuestra demanda diaria de nafta durante casi 4 días consecutivos.

Puede la oferta responder en 4 días? No lo creo. Porque la logística del mercado de nafta hace muy complicado duplicar la cantidad de nafta que se abastece a las estaciones en un día. En realidad, eso no es solo específico al mercado de nafta. Si todos queremos duplicar a partir de hoy, nuestra demanda de merluza, pasara lo mismo con la demanda. La diferencia es que como el precio de la merluza no está fijo, el aumento de la demanda impactara de manera directa sobre el precio y eso reducirá la escasez. Como la nafta tiene el precio controlado, se genera escasez.

Es la escasez de nafta un invento generado por los medios para generar mal estar y perjudicar al gobierno? No lo sé. No conozco lo suficiente sobre la oferta como para poder asegurarlo. Lo que si se, es que la demanda tuvo un efecto importante. Mi sensación es que al final, todos conseguimos nafta para movernos –  aunque menos de la que nos hubiera gustado mantener en nuestro “inventario”- pero todos perdimos tiempo y buen humor en conseguirla.

24 Comments

  1. Juan Pablo, disiento con vos en esta. Según lei hasta el hartazgo en los diarios en la primera mitad de diciembre, había amenzada de escasez de nafta por un paro de personal jerárquico de YPF en el sur. En la siguiente nota de La Nación en medio de la “crisis” se menciona esta causa
    La escasez se da como consecuencia de la última protesta en Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia, que terminó el 19 del actual. Pero también los feriados y las dificultades meteorológicas en el Sur demoraron las cargas y el restablecimiento del suministro.
    Además en este post que escribí hace diez días hablo del tema combustibles, pero también hubo faltantes de efectivo, energía eléctrica, y seguridad (sobre lo que escribiste vos también en otro post) durante el fin de año. No se puede jugar la carta de la conspiración para tapar tanta incapacidad para gobernar.

    Saludos,

    martín

    • It takes a number to beat a number! Mi cuenta me da una duplicacion de la demanda diaria durante 4 dias. Eso me alcanza para explicar variso dias de colas……
      Sobre la falta de billetes, de luz, etc, no tengo nada que agregar. Pero que N problemas sean ¨por culpa del gobierno¨ n implica que el problema N¿1 deba serlo.
      abrazo
      Juanpa

  2. El análisis es excelente, pero el refrán es gallego:

    Las meigas? Eu non creo nelas. Mais habelas? Hainas.

  3. Roland Deschain says:

    El analisis me parece que dista de ser excelente. Hay una falla, creo yo, enorme en decir:
    “Puede la oferta responder en 4 días? No lo creo. Porque la logística del mercado de nafta hace muy complicado duplicar la cantidad de nafta que se abastece a las estaciones en un día”

    Acaso no es un fenomeno anticipable el de las fiestas y la nafta que se repite año tras año?. En cuanto a si es un problema de oferta o demanda, no hay que ver un solo dia sino the big picture.
    Aqui citan una nota de Clarin donde muestran que la produccion cayo respecto a 1990 y respecto a 2003. Entonces, si el pais crece y hay menos nafta no hay que ser Nostradamus para predecir faltantes.

    • Si la producción viene cayendo desde hace años, porqué el faltante estuvo concentrado en esos días? Porqué no hubo faltante en Octubre? Porqué no habra faltante en Febrero?

      • Roland Deschain says:

        Pues porque la demanda tiene picos en vacaciones, desde siempre, y antes la oferta podia acomodarse a esos picos y ahora no.
        No es lo mismo que pasa con la electricidad Juanpa? Ahora cuando hace mucho calor y la demanda alcanza picos, la oferta no llega como antes y tenemos el doble de apagones.
        Idem para el gas.

  4. A pesar de las críticas, el ejercicio del post me parece válido. Siempre pasa lo mismo todos los diciembre y enero de cada año. Más, menos un error que corresponde al humor social del momento…
    La gente no aprende… fijate que todos los años hacen la nota sobre la calidad de los helados por ej, o que veranear en punta del este está más caro. No creo que sea todo efecto medios de comunicación pero algo tiene que ver…

    • Roland Deschain says:

      Si siempre pasa lo mismo en diciembre y enero, entonces no es un imprevisto al que no se puede reaccionar en el corto plazo!
      Calculo que todos se vieron venir Diciembre y Enero en el calendario

  5. Chofer Fantasma says:

    Creo que ha habido una múltiple causalidad. Ninguna causa por sí sola fue suficiente, pero el conjunto de circunstancias ha llevado al sistema a un estado más frágil, y finalmente ocurrió el quilombo.
    Analicemos algunas causas con posible efecto sustantivo:

    1 – Hubo un paro de suministro de petróleo del sur por huelga de personal jerárquico. Eso redujo el stock de crudo en refinerías y es posible que unos días después se produjera un faltante de producción de combustibles. Para ver este efecto, sugiero buscar la evolución de despachos de crudo desde Comodoro y Loyola y la evolución de despachos de combustible de las principales refinerías. Entre YPF La Plata, Esso Campana, Shell Dock Sud y Petrobras Bahía Blanca creo que está, por lejos, la mayor cantidad producida.

    2 – Hay un largo conflicto mas o menos soterrado por el precio de los combustibles. El planificador estrella Moreno acaba de dar rienda suelta (de facto) al precio de los combustibles. De ninguna manera está la situación estabilizada. Sugiero consultar las compras de combustible realizadas por estacioneros, buscando en la información de la AFIP.

    3 – Parte del combustible se importa. Como saben todos los que están importando, las dificultades introducidas por las secretarías de comercio y de energía reducen la posibilidad de suplir con cargas “Spot” las demandas pico de corta duración.

    4 – ha habido un incremento de cantidad de autos en circulación. La cantidad de autos incorporados al parque automotor es record y esto aumenta la demanda de combustible. En especial cuando todos los automovilistas deciden usar a la vez su nueva facilidad de transporte. Sugiero buscar datos del stock de automotores.

    5 – Las estaciones de servicio han cerrado. Por falta de rentabilidad han quedado un porcentaje mucho menor de estaciones. Esto no sólo aumenta la facturación de las que quedan. También reduce el tiempo de existencia de reservas, ya que las estaciones no han aumentado su reserva con el aumento de las ventas, y sí aumentaron la frecuencia de carga de tanques. Sugiero buscar datos de estaciones de servicio activas.

    6 – Existe una sensación de que en cualquier momento falta algo. Esta sensación da credibilidad a cualquier rumor de faltante.

    7 – Todos los años hay un pico de consumo en las fiestas. Y en este año donde el consumo bate récords no fue una excepción. Posiblemente el despacho de combustible fue un pico este año, aunque cuando lo miramos en el contexto de un mayor consumo de todo, no tan sorprendente.

    Ahora, una vez que cuantifiquemos esos antecedentes, cosa que yo no puedo hacer por vago y mal entretenido, veremos que la prensa fogoneando al gil para que produzca des abastecimiento llenando el tanque de su Corsa tiene el camino muy allanado.

    No podemos asumir que todos los días hay nafta porque opera el milagro de que se combinen las cargas de todos nosotros. Los medios como creadores del problema me parecen un efecto de tercer o cuarto orden.

    En este sentido, las brujas son más creíbles, quizás alguno de los lectores está casado con alguna.

    • Punto 1. Buen punto, esos son los datos que mostrarán el efecto de la oferta.
      Punto 2. Los precios acaban de subir …puede que no sea suficiente.
      Punto 3. No es obvio, las restricciones explican porqué el nivel es bajo. Subieron las restricciones en Diciembre? Lo que hay que explicar es la tasa de crecimiento de la oferta.
      Punto 4. El aumento del stock de autos no puede explicar un fenómeno de escasez puntual.
      Punto 5. Por los mismos motivos que el punto 4, esto tampoco puede explicar el fenómeno.
      Punto 7. Teóricamente puede funcionar, pero hace falta un shock no esperado muy grande para explicar tanta escasez.

  6. Interesante la idea de una corrida “naftaria”.

    Pero queda sin explicarse: porqué las corridas, naftarias y bancarias, tienden a pasar más en argentina que en otros países?

    • Buen punto. No tengo una buena respuesta. Quizas porque en Argentina estas cosas pasan, explicadas por “fundamentals”, con probabilidad positiva y porque los “fundamentals” se observan con baja precisión?

  7. El ejemplo de profecía autocumplida me resulta muy bueno. Del análisis de Juan Pablo algunos aspectos me parecen más que interesantes. Uno es el papel del control de precios, cuando más controlado el precio mayor el efecto profecía autocumplida. Otro es el escaso análisis periodístico de los por qué de la escasez. Seguramente hay motivos, en este caso de oferta, pero a los fines prácticos y en el corto plazo lo primero que importa a la gente es que habrá desabastecimiento más allá del motivo. Para los medios y sus tiempos resulta costoso investigar las razones, sobre las cuales puede haber varias hipótesis e incertidumbre acerca de las mismas, y consideran que al grueso de la gente lo que en primera instancia importa es la información sobre si hay o no nafta. En mi interpretación, este problema de información/incertidumbre no hace más que potenciar la profecía autocumplida y esto excede a que alguien tenga la posta sobre el origen del problema. Y en este sentido esto va más allá de la capacidad o incapacidad de gobernar.

    Muchas gracias por compartir.

  8. Hola a todos. Interesante el post y los comentarios.
    De todas maneras, me parece que la mayoría de los que comentaron no tuvieron en cuenta lo que aclaró Juan Pablo en el tercer párrafo de su post: “Pero hoy voy a suponer que hubo un “efecto mediático”, y quiero ver si la lógica económica es consistente con ese supuesto. Les anticipo la respuesta: Si.”.
    En otras palabras, no creo que su intención haya sido explicar las razones del faltante. Simplemente chequear si el razonamiento económico permite “explicar” el faltante sólo por el lado de la demanda y un “sunspot”. Y creo que queda claro que sí.
    Me parece que implícito en el post está la precaución: ojo que acá puede haber un problema de “identificación”; es decir, hay varias historias (i.e. formas de modelar la situación) consistentes con la observación de que “faltó nafta”, aun controlando por el hecho de que “son épocas de fiestas y vacaciones”. Entonces acá concuerdo con Chofer Fantasma cuando dice que hay que mirar más detenidamente los datos. Después sí, puede que al final nos demos cuenta que es un problema de incapacidad, clima, imprevisibilidad, etc… Pero no veo problema en el argumento del post.
    Saludos

  9. … aunque concuerdo con las criticas a la conclusión de JP “Lo que si se, es que la demanda tuvo un efecto importante.”. Creo que va contra el “espíritu” del resto del post…

  10. Daniel Sanchez says:

    Juan Pablo
    Yo particularmente creo que los medios de prensa juegan un rol fundamental en la generación de estos comportamientos reñidos en cierta manera con el “comportamiento racional”, pero tambien que el sostenimiento de los mismos viene cuando los “fundamentals” ayudan.
    No se como sera con los combustibles, pero en el caso de los cajeros, que proveen un bien fácil de atesorar, los rumores de faltantes fueron determinantes. Yo vivo en la ciudad de Salta, que no fue ajena a este problema. Las noticias de faltantes de dinero en cajeros de Buenos Aires comenzaron unos tres o cuatro días antes de que el diario local de mayor circulacion, (y claro opositor al gobierno nacional), se hiciera eco de esas noticias, agregando ademas comentarios que removian en la consciencia colectiva las corridas bancarias de fines de los 80 y el corralito de 2001. Al día siguiente, las colas se multiplicaron en los cajeros, y la profecía se autocumplio claramente, algo que no habia ocurrido en esos días previos. Es mas, llegue a ver en algunos bancos que la gente hacía colas larguísimas para sacar dinero de los cajeros, aún cuando en las ventanillas, las colas eran mas cortas.
    Lo que quiero decir con esto, es que en un país como Argentina, con un sistema financiero que en sus historia no tuvo ningun problema en violar los derechos de propiedad sistematicamente, estos comportamientos se alimentan fácilmente, y basta un simple rumor para activar los mecanismos precautorios con base en comportamiento no del todo racionales. Si a esto le sumamos, la falta de previsión y la desconfianza en la autoridad monetaria, no resulta difícil que se generen este tipo de fenómenos. Me cuesta creer que si un diario suizo titula que no se podrá extraer dinero de los cajeros, esto termine en una corrida bancaria. Saludos

  11. Solamente un comentario sobre la palabra: es “haylas” que es la unión de hay y de las; una construcción similar a “haberlas”

  12. Hola Juanpa, llego un poco tarde a comentar este “post”, que me gustó mucho, sólo quisiera preguntarte si sería posible revisar el comportamiento de los precios de la nafta durante esos días (digo esto ignorando por completo cómo se determinan los precios de la nafta en Argentina hoy, si son suficientemente flexibles o no), pero tal vez podría dar una pista sobre el origen del shock, junto con algún dato sobre las cantidades diarias vendidas. Saludos.

    • “haberlas hailas” es una frase GALLEGA…y hace referencia a las MEIGAS o brujas…
      Meiga es el nombre que se da en Galicia —y en zonas colindantes de León y de Asturias- a la bruja o a la hechicera cuyo cometido es megar, esto es, enmeigar, hacer el mal a personas y animales, para lo que establece un pacto con el diablo. Según el antropólogo Carmelo Lisón Tolosana la meiga no debe confundirse con la bruxa que hace el bien y es capaz de deshacer los conjuros maléficos y el mal de ojo de las meigas.

      “Eu non creo nas meigas, mais habelas, hainas” , que resume a la perfección el equilibrio del carácter gallego entre lo práctico, la incredulidad y el misticismo.

      El meigallo es el hechizo que realizan las meigas. Un ensalmo muy común es “¡Meigas fóra!”, que es acompañado del gesto de la higa.

Deja un comentario